La Última de Petróleo

2022 será el punto de reconfiguración del sector gasolinero: Onexpo


Roberto Díaz de León, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, recordó que a partir del 2022 todas las estaciones de servicio, sin importar su tamaño o ubicación, deberán timbrar en tiempo real al SAT sus transacciones, por lo que quienes no estén preparados con la tecnología, la interconexión o el personal capacitado sencillamente no ofrecerán la experiencia que el cliente buscará cada vez más convencido de sus intereses y necesidades


El 2022 será el punto de partida de la reconfiguración del negocio gasolinero de México, porque si bien se ha recuperado el consumo a niveles prepandemia en este último cuarto de 2021, quedan importantes retos como el timbrado postal para todas las estaciones de servicio y la forma de aprender a trabajar con Petróleos Mexicanos (Pemex) al que el gobierno quiere fortalecer, así como con otras marcas que deberán demostrar que tienen capacidad de competir de manera efectiva.

Es que hasta hoy, dijo Roberto Díaz de León, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), en su radar tienen un total de 75 marcas de expendio de gasolinas registradas, por lo que la competencia está establecida, pero ahora será la diferenciación en conocimiento del mercado, de las necesidades de los clientes y la operación para generar eficiencias lo que les permitirá consolidarse y continuar compitiendo a los empresarios.

“El que mejor preparado esté se va a imponer”, dijo el empresario en conferencia de prensa en el primer día de trabajos del Punto de Reencuentro de la Onexpo en Cancún, Quintana Roo, “todo aquel que venga a contribuir al modelo de competencia efectiva, como de hecho lo marca la Ley y lo vigila la Cofece, será bienvenido”.

Además, recordó que a partir del 2022 todas las estaciones de servicio, sin importar su tamaño o ubicación, deberán timbrar en tiempo real al Sistema de Administración Tributaria (SAT) sus transacciones, por lo que quienes no estén preparados con la tecnología, la interconexión o el personal capacitado sencillamente no ofrecerán la experiencia que el cliente buscará cada vez más convencido de sus intereses y necesidades.

Lo que ahora se impondrá será lo que el cliente requiere, dijo Díaz de León, por lo que los empresarios tendrán que enfatizar sus esfuerzos en el aspecto operativo mediante eficiencias, en el comercial como experiencia completa que ha cambiado y en el aspecto financiero, con apego a los cambios externos y flexibilización ante contingencias y la volatilidad.

Además, deberán aprender a trabajar con lo que la empresa estatal ofrezca para competir con su franquicia, pero también como aliada a la que el Gobierno federal busca empoderar en los eslabones de la cadena de valor que impactan de primera mano el negocio gasolinero.

Y todo ello en espera de la nueva configuración de la actividad regulatoria, porque si bien la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha buscado regularizar su entrega de permisos, tiene un retraso de 350 trámites, y la posibilidad de volver a formar parte de la Secretaría de Energía (Sener) si se aprueban los cambios constitucionales planteados por el Ejecutivo, lo que traerá cambios en la dinámica con las autoridades.

“Estimamos que dentro de nuestros agremiados debe de haber alrededor de 350 en espera de su trámite de permiso de expendio o inicio de operaciones, falta sumar las cesiones de permiso, alta de producto o permisos de transporte para llevar el producto”, señaló Díaz de León.

Celebró que en las últimas semanas el órgano regulador haya liberado permisos a la industria petrolífera y más que el fallo a favor haya sido para empresas distintas a Pemex.

El retraso por parte de la CRE es resultado de la suma de diferentes factores, tales como un recorte de personal al interior de la Comisión, ausencia de sesiones por el tema de la pandemia, e inclusive, la salida del secretario ejecutivo.

Díaz de León subrayó la necesidad de reactivar el otorgamiento de permisos no sólo de expendio, sino en toda la cadena de valor de una forma más ágil.

Por su parte, Guillermo Pineda, comisionado de la CRE, indicó que están llevando a cabo dos sesiones de gobierno por mes para resolver el rezago de los permisos, aunque la pandemia no fue obstáculo para pronunciarse a favor o en contra de las solicitudes, algunas trámites se vieron afectados.

“Vengo a dar la cara, sé que hay muchos problemas, sé que hay retraso en los trámites de sesiones de derecho y ustedes están su derecho en caso de que ya hayan sido vencidos o los que han sido afectados de alguna otra manera, también tiene su derecho de reprocharnos por las vías correspondientes”, dijo en el mismo marco.

El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button