Combate Tabasco rezago educativo y analfabetismo

Da el gobernador Arturo Núñez banderazo a cruzada estatal; reconoce el INEA avances de la entidad en alfabetización, certificación de primaria y secundaria

21 marzo 2017, 5:40 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

VILLAHERMOSA.- El gobernador Arturo Núñez Jiménez puso en marcha la Gran Cruzada por la Alfabetización y el Combate al Rezago Educativo, que prevé la certificación de más de 23 mil adultos en primaria y secundaria, a los que se sumarán otras 4 mil 589 personas mayores de 15 años de edad que aprenderán a leer y escribir.

Acompañado de la presidenta del Consejo Ciudadano del Consejo Consultivo del Sistema DIF Tabasco, Martha Lilia López Aguilera, el mandatario sostuvo un multitudinario encuentro con beneficiarios, promotores y coordinadores de los programas del Instituto de Educación para Adultos de Tabasco (IEAT).

FOTO%202_8.jpg

En su mensaje, el secretario de Educación, Ángel Eduardo Solís Carballo, resaltó que esta estrategia representa una convocatoria dirigida a disminuir la desigualdad social. Vamos de frente a reducir los indicadores del número de personas que no saben leer y escribir, o no han concluido su enseñanza básica, dijo.

Se trata de que estos ciudadanos cuenten con la constancia que avale sus saberes, para que puedan acceder a una vida más digna, puntualizó en el foro convocado por el IEAT y efectuado en el Gran Salón Villahermosa del parque Tomás Garrido.

Estableció que en la cruzada participarán asesores educativos, técnicos docentes, maestros en activo o jubilados, colegios de profesionistas, el DIF Tabasco, Ayuntamientos, organizaciones religiosas e instituciones de educación superior, que fungirán como promotores solidarios.

Todos ellos tienen como objetivo fortalecer en los beneficiarios del IEAT la capacidad de aprender a lo largo de la vida, y aplicar esos conocimientos en la convivencia y el trabajo diario, remarcó Solís Carballo.

ALIANZA ENTRE INSTITUCIONES Y SOCIEDAD: INEA

A su vez, el director de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), Jorge Belisario Luna Fandiño, en representación del titular de la dependencia, Mauricio López Velázquez, destacó el trabajo que desde Tabasco se realiza para abatir las necesidades en esta materia, y valoró la alianza forjada entre instituciones y sociedad civil a favor de la preparación de los tabasqueños.

Luna Fandiño subrayó que en 2016, a nivel nacional más de 2.3 millones de mexicanos lograron salir del rezago educativo, ya fuese en primaria o secundaria, y de esa cifra, abundó, en Tabasco más de 22 mil obtuvieron algún grado escolar, y 3 mil 400 aprendieron a leer y escribir.

Resaltó cómo una mejor preparación redunda en un mejor ingreso económico familiar. “La persona que no tiene un certificado de primaria gana 10 por ciento menos, y el de secundaria casi 20 por ciento, por eso es que tiene tanta importancia obtener un certificado”, recalcó.

La titular del Instituto, Martha Osorio Broca, dio cuenta de los resultados obtenidos por Tabasco en lo que va del sexenio, entre los que incluyó la reducción de la tasa de analfabetismo de 7.2 a 5.4 por ciento, una cifra por debajo de la media nacional, de acuerdo con datos oficiales del INEGI.

Informó que en 2016, en sólo cinco meses la entidad rebasó la meta inicial fijada por el INEA para el Programa Especial de Certificación de primaria y secundaria, mientras que en la Jornada de Incorporación ocupó el tercer lugar nacional, siendo el único estado del sureste en alcanzar una distinción de esta magnitud.

A su vez, Gerardo Ignacio Olán Morales, coordinador general del DIF, mencionó que la alfabetización es un medio esencial para aumentar la inteligencia individual y colectiva, de allí que la institución participa mediante los jóvenes de Cambia Tu Tiempo.

Al evento asistieron el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Adrián Hernández Balboa; la delegada de la SEP, Olivia Azcona Priego; el presidente del Patronato de Fomento Educativo, Hermilo Granados y Carrillo; el rector de la UJAT, José Manuel Piña Gutiérrez, y el delegado de la SEDESOL, José Rubén Fernández Fernández.