Tabasco cuenta con funcionarios incapaces, los subejercios son la muestra: MAD

Manuel Andrade acusó de mentirosos a los Secretarios de las dependencias estatales, y añadió que con los subejercicios continuara el saqueo sin que nadie sea castigado.

10 marzo 2017, 6:35 pm

MELESIA DEL CARMEN RODRÍGUEZ
ORO NEGRO

VILLAHERMOSA.- El diputado priista Manuel Andrade Díaz, inistió esta día que urgen la Ley Anticorrupción de Tabasco pues la realidad de los subejercicios, que en los cuatro años y dos meses, de Arturo Núñez Jiménez, en Tabasco, hasta el 2016 cerró con un subejercicio de Mil 645 millones 463 mil 696 pesos, lo que demuestra la incapacidad de los funcionarios de la actual administración.

Conocedor del tema a tratar el también ex gobernador, reveló que el Gobierno del Estado, continua presentando observaciones como resultado de las auditorias que practica al Auditoria Superior de la Federación.

Ante ello urgió a crear una Ley Anticorrupción, por ese manejo irregular y poco claro que se refleja en auditorias del Órgano Superior de Fiscalización que realizó observaciones y pliegos de cargo, donde a pesar de esas observaciones es negado sistemáticamente por los secretarios a quienes se les han realizado señalamiento, quienes como escusa argumentan “son recursos comprometidos” ó “son ahorros” reflejo inequívoco que “Desde que se inventaron los pretextos, nadie queda mal”

Los datos de subejercicios de recursos federales, en los que ha incurrido el gobierno federal, son los datos de Hacienda y Transparencia Presupuestal se ha exhibido que los gobiernos locales no ocuparon 35 mil 311 millones de pesos de 54 mil 613 millones disponibles para infraestructura en comunidades, donde a pesar de estar etiquetadas no se aplican sobre todo en caminos.

De igual manera remarcó como “Al igual que Campeche, Coahuila, Chiapas y Tabasco, se aprecia que no comprobaron con facturas el gasto de 232 millones de pesos, correspondiente al pago de contratos, observando que esos estados también ocuparon los recursos federales otorgados para pagos de nómina no autorizados por el Fondo, como compensación de ISR, ISSSTE, seguros, ahorro solidario, servicios sociales, bonos, aportaciones patronales, medidas de fin de año a mandos medios, entre otros”.

Manuel Andrade acusó de mentirosos a los Secretarios de las dependencias estatales, y añadió que con los subejercicios continuara el saqueo sin que nadie sea castigado.

Profundizó el legislador priistas como la ASF, detectó en Tabasco, el pago irregular a personal que no acredita sus capacidades académicas, y un gasto de 109 millones de pesos en medicinas, productos farmacéuticos, materiales médicos, subcontratación de servicios y equipo médico sin que exista documentación que lo acredite.

La auditoría refleja que de 193 millones que recibió el estado a diciembre de 2015 solo había ejercido el 50.1 por ciento del total y se presume el no ejercicio de 96 millones de pesos. Detallando dependencia por dependencia. Lo mismo en 2014, 2015, como 2016 reflejo de que las excusas y negativas, no ocultan la realidad de lo inexacto de su trabajopara los tabasqueños.

Por todo Aunado a ello, recordó el líder de los diputados priistas, que en el ámbito local, en la cuenta pública, correspondiente al ejercicio 2015 del Poder Ejecutivo, el OSF, señaló que tiene un monto observado de 169 millones 698 mil 647 pesos con 82 centavos, de los cuales, solo solventó 77 millones 025 mil 172 pesos con 10 centavos, teniendo pendiente de solventar 92 millones 673 mil 475 pesos con 72 centavos.

Ante ello, hizo un exhorto al Gobernador del Estado, para que meta orden e instruya a la Contraloría del Estado, se sancione a los responsables, “porque si no, los subejercicios y las irregularidades continuarán y Tabasco se seguirá hundiendo más de lo que está”.

También exhorto al titular del Órgano Superior de Fiscalización, para que se aplique y realice auditorías a fondo en la cuenta del año 2016, que está revisando formule las observaciones correspondientes para que en su momento se sancione severamente a los responsables y se reparen los daños a la hacienda pública.