A un año de su agresión, el reportero Pedro Sala exige justicia

10 febrero 2017, 6:46 am

FRANCISCO DIAZ BALLINA 
ORO NEGRO

EMILIANO ZAPATA.- A un año de haber sido agredido junto a su esposa en el interior de su casa el periodista Pedro Sala García pide justicia y denuncia que la Procuraduría General de la República (PGR) prácticamente no ha movido un solo “dedo” para resolver este atentado a la libertad de expresión.

La tarde de este día en el interior de su domicilio el comunicador Pedro Sala ante los representantes de los diferentes medios de información señalo categóricamente que no permitirá que éste atentado calificado por él y la sociedad en contra de la libertad de expresión quede impune pues luego de un año no han tenido respuesta algina por parte de las autoridades.

“El proceso está plagado de irregularidades desde su integración, según documentos que obran en mi poder, la fiscalía encargada de integrar el caso desde que me agredieron dejo una serie de inconsistencia que han permitido que hasta la fecha no se tenga respuesta alguna acerca del o los culpables de este atentado”, aseguro Pedro Sala.

Acompañado de su esposa el periodista pidió a las autoridades de la PGR dependencia que tiene su caso tomen cartas en el asunto pues no había querido presionarlos para exigir justicia dando tiempo a que ellos realizarán sus trabajo pero en vista de que no ha pasado nada como en otros casos de agresiones a periodistas ya no se quedara callado para llegar hasta las últimas consecuencias.

“Quiero dejar en claro que este no fue un atentado en contra de Pedro Sala García y su esposa, todo esto fue en contra de la libertad de expresión y como tal debe atenderse por parte de las autoridades de la PGR específicamente el departamento responsables de delitos contra periodistas” indicó el comunicador en tono firme y molesto.
Finalmente dijo que luego de un año siguen padeciendo el temor de saber que en un momento dado pueden ser agredidos de nueva cuenta, sus hijos a pesar de recibir ayuda psicológica están afectados por lo que solo esperan que las autoridades hagan su trabajo y se resuelva este problema que hoy los mantiene viviendo en medio del temor y la zozobra.