Destacan desempeño de Francisco J. Múgica como gobernador de Tabasco

Sus aportaciones fueron determinantes en la elaboración de nuestra Carta Magna, señala Javier Moctezuma; nombran a Arturo Núñez presidente honorario de la Academia de Geografía e Historia de la UNAM

7 febrero 2017, 10:02 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

VILLAHERMOSA.- Para Francisco J. Múgica, Tabasco fue una escuela en donde ejecutó muchos de sus ideales, como repartir las tierras, y aquí encontró un espíritu libertario que lo llevó al congreso constituyente, señaló el escritor Javier Moctezuma Barragán al referir parte de la vida y obra del exgobernador estatal.

FOTO%20BOLETIN%20249%20(5).jpg

El también catedrático y doctor en derecho, vino a la entidad a impartir la conferencia “Francisco J. Múgica, un romántico rebelde”, en el auditorio Jesús Ezequiel de Dios de la Biblioteca Pública del Estado José María Pino Suárez, a la cual acudió como invitado el gobernador Arturo Núñez Jiménez, así como funcionarios estatales y federales.

Cabe mencionar que, en el marco de este evento, Núñez Jiménez fue nombrado presidente honorario en Tabasco de la Academia Nacional de Geografía e Historia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); mientras que el Cronista de la Ciudad, Geney Torruco Saravia, recibió el título de presidente, a fin de que convoque a sus homólogos para constituir el cuerpo académico correspondiente en la entidad.

Durante su disertación, Javier Moctezuma habló de la trayectoria política y el destacado desempeño de Francisco Múgica en episodios importantes de la historia de México, como la revolución; su gobierno en Tabasco y Baja California Sur; la dirección del penal de Las Islas Marías, y su titularidad en las secretarías de Economía Nacional y de Comunicaciones y Obras Públicas, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

FOTO%20BOLETIN%20249%20(2).jpg

Moctezuma Barragán mencionó que, nuestra Constitución, no se puede entender sin la participación del revolucionario, quien fungió como presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y se encargó de los artículos 3, 27, 28, 123 y 130. Con ellos hizo que la impronta social permeara en nuestra Carta Magna, logrando así la primera constitución social en el mundo.

Por último, destacó la honestidad del general, quien nunca se enriqueció en los cargos que estuvo, y demostró que esa virtud sí existe, ha existido y sigue existiendo en nuestro país.