Sin estrenar, Pemex venderá su flotel “Cerro de la Pez”

La petrolera nacional aprobó un plan para vender una embarcación habitacional construida en el astillero español en el que invirtió en 2013, que no ha puesto en operación.

11 octubre 2017, 11:01 pm

EDAGAR SIGLER
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Pemex tiene un plan para desinvertir en el barco habitacional ‘Cerro de la Pez’ que acaba de recibir del astillero español Hijos de J. Barreras, una firma en la que invirtió en 2013.

El Consejo de Administración de Pemex aprobó en julio un plan para la “desinversión de la Unidad Habitacional Flotante Cerro de la Pez, propiedad de PMI (Pemex Internacional) Norteamérica”, según consta en el acta de la sesión. En el documento, la petrolera tachó la información referente al caso de negocios que aplicará para hacer esta desinversión, por lo que no se conocen los detalles de cómo se llevará a cabo.

Pemex no contestó a una solicitud de información acerca de este tema.

El flotel (hotel flotante) Cerro de la Pez terminó su construcción en febrero de este año, con cerca de ocho meses de retraso respecto de la fecha inicial para su entrega. La embarcación, con capacidad para 700 personas, se construyó en el astillero Hijos de J. Barreras, una firma asentada en Vigo, España, de la que PMI Comercio Internacional adquirió el 51% a finales de 2013, con la intención de construir al menos dos barcos.

“La firma de este contrato es un esfuerzo conjunto encaminado a la reactivación de la industria naval en España, lo que permitirá además desarrollar capacidades en el mediano plazo para la construcción de buques especializados en México”, destacó Pemex en un comunicado en noviembre de 2013.

A pesar de que PMI Comercio Internacional forma parte de Pemex, la petrolera declara que el 51% que posee del astillero no le da una participación controladora, según información de su reporte anual 2016, entregado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Hijos de J. Barreras tampoco respondió a una solicitud de entrevista para esta nota.

El acuerdo del Consejo de Administración deja ver que la decisión de desinvertir en la embarcación se debe a los recortes presupuestales en la compañía. El flotel se encuentra aún en el puerto de Ferrol, España, según información del sitio especializado Vessel Finder.

La inversión en el astillero se tomó durante la dirección de Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex que salió de la petrolera a inicios del año pasado.

La petrolera nacional ha disminuido su ritmo de trabajos en la exploración y producción de crudo desde 2015, derivado de la caída de los precios internacionales, que llevaron a la mezcla mexicana de cerca de 100 dólares en 2014 hasta alrededor de 20 dólares a inicios del año pasado. El barril de petróleo ahora se cotiza cerca de los 47 dólares. Fuente: Expansión