Tres muertos por ‘ordeña’ en ductos de Nuevo León y Jalisco

La intensidad de las llamas obligó a la evacuación de decenas de familias de las casas cercanas al lugar del accidente, ante el riesgo de otras explosiones.

1 abril 2017, 8:26 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

MONTERREY.- Dos personas murieron tras una explosión registrada anoche en un poliducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) localizado en el municipio de Cadereyta, a 30 kilómetros al oriente de esta capital.

Las autoridades sospechan que el incidente está relacionado con una extracción ilegal de combustible en el tramo de la línea ubicada a la altura del kilómetro 47 de la carretera libre a Reynosa, cerca del Ejido Rancho Viejo.

Un hombre murió al momento de la conflagración, y el otro mientras era atendido por heridas graves en el Hospital Universitario.

Alrededor de las 10 de la noche, minutos después del siniestro, rescatistas, paramédicos y personal de Protección Civil acudieron al lugar de los hechos, cerca de la refinería de Pemex en Cadereyta, y junto a las víctimas encontraron incendiada una camioneta Ford, aparentemente utilizada para propósitos de ordeña.

Debido al incendio, registrado en el conducto que une la refinería de ese municipio con la de Madero, Tamaulipas, fueron cerradas las válvulas por donde circula el combustible, hasta que las llamas fueron sofocadas, a las 6 horas de este viernes.

Ayer también se registraron dos incendios en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, por la “ordeña” clandestina de combustible en los ductos de Pemex. El saldo fue de un muerto, decenas de personas evacuadas y daños materiales no cuantificados.

Alrededor de las 6:30 se registró una primera explosión en un predio conocido como El Mirador, ubicado en un punto cercano a la carretera a Chapala y camino a El Zapote. En el sitio quedaron dos vehículos quemados y el cuerpo totalmente calcinado de una persona.

El incendio se prolongó por aproximadamente cuatro horas, y para controlar el fuego fue necesaria la intervención de diversos cuerpos de emergencia de distintos municipios, así como de la Unidad de Protección Civil del Estado y de personal de Pemex.

Al filo de las nueve de la noche, otro incendio se registró sobre el cruce de la avenida Flor de Loto y la carretera a San Isidro Mazatepec, en la colonia Villa de las Flores, dentro de la delegación Santa Cruz de las Flores, también en el municipio de Tlajomulco.

Ese accidente dejó al descubierto la existencia de una bodega clandestina donde se almacenaban miles de litros de combustible en una pipa localizada en el lugar.

Según la versión de los cuerpos de rescate, en la parte exterior de la referida bodega se encontraba un contenedor con capacidad para almacenar 20 mil litros de combustible que empezó a quemarse e hizo que el fuego se propagara.

La intensidad de las llamas obligó a la evacuación de decenas de familias de las casas cercanas al lugar del accidente, ante el riesgo de otras explosiones.

Ante esos acontecimientos, Alberto Uribe Camacho, presidente municipal de Tlajomulco, hizo un llamado a Pemex para que realice una investigación interna sobre los hechos, ante la sospecha de que personal de la empresa pudiera estar relacionado con el robo de combustible.

“La gasolina la mandan siempre a distintas horas. ¿Quién sabe a qué hora se manda y quién tiene la capacidad de determinar en qué momento poder robarse la gasolina?”, cuestionó. Proceso

(Con información de Alberto Osorio Méndez)