La ‘ordeña’ a Pemex llegó a los 30 mil mdp en 2016

La venta de combustible robado pasó de ser clandestina a una más abierta, incluso en redes sociales: Murrieta Cummings

1 abril 2017, 7:59 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Pérdidas de al menos 30 mil millones de pesos tan sólo durante 2016 dejó a Pemex el robo de hidrocarburos a manos de los llamados huachicoleros, reveló el director general de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings.

Durante una entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, el funcionario reconoció que éste “es un fenómeno que no hemos podido reducir, que no lo hemos podido frenar”, al tiempo que alertó que la venta del combustible pasó ya “de darse de forma clandestina, discreta, a una más abierta”, incluso a través de las redes sociales.

Para hacer frente al problema, añadió, la empresa trabaja en coordinación con los tres órdenes de gobierno a fin de identificar los puntos rojos “donde tenemos mayores problemas e incidencias de robo para hacer operativos y programas para tratar de reducirlos”.

Sobre la posibilidad de que trabajadores de Pemex estén involucrados en este tipo de robos, que se aplican de manera mecánica en ductos, reconoció que “sí tenemos algunas cuestiones y estamos atacando”.

Se investiga “a trabajadores, a todo tipo de personal, porque tenemos que cuidar todo. Tenemos que estar seguros de que en la casa estamos bien”, señaló el funcionario.

PEMEX PERDIÓ POR ROBOS 30 MIL MDP

El robo de hidrocarburos en el país, mediante tomas clandestinas en poliductos, a manos de los llamados huachicoleros, dejó pérdidas superiores a 30 mil millones de pesos tan sólo durante 2016, alertó el director general de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings.

El robo se contabilizó en cerca de 26 mil barriles diarios de combustible “por tomas ilegales en poliductos, lo que tiene afectaciones no solamente en el producto, sino también en la operatividad del sistema y en la seguridad de la gente”, precisó Murrieta en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.

Reconoció que éste “es un fenómeno que no lo hemos podido reducir, que no lo hemos podido frenar”, al tiempo que alertó que la venta del combustible pasó ya “de darse de forma clandestina, discreta, a una más abierta”, incluso a través de redes sociales.

“Está creciendo. Ahorita, la venta es un poco más amplia, más visible, en diferentes lugares. Están en algunas redes sociales”, con lo que se multiplica el mercado ilegal para su venta, puntualizó.

Para hacer frente al problema, la empresa productiva del estado trabaja en coordinación con los tres órdenes de gobierno a fin  identificar, dijo, los puntos rojos “donde tenemos mayores problemas e incidencias de robo para hacer operativos y programas para tratar de reducirlos”.

Lo importante, precisó, “es generar toda la información de faltantes, con balances volumétricos; desde que el producto sale de pozo,  hasta que llega a estación de servicios”.

“Ver dónde nos quitan el equipo, lo roba y dónde lo comercializan”, agregó.

Sobre la posibilidad de que incluso trabajadores de Pemex estén involucrados en este tipo de robos, que se aplica de manera mecánica en ductos, debido a que éstos siempre tiene flujo de combustible, reconoció que “sí tenemos algunas cuestiones y estamos atacando”.

Se investiga, aseguró, “a trabajadores, a todo tipo de personal, porque tenemos que cuidar todo.

“Tenemos que estar seguros de que en la casa estamos bien, que estamos atacando todos los posibles frentes”, recalcó. Excelsior