Mitsui y SK buscan ser socios de Pemex en la refinería Tula

Inversionistas y operadores interesados ​​deberán realizar, en las próximas semanas, ofertas formales para manejar la refinería en Tula, la cual tiene como objetivo convertir el combustible de menor valor en gasolina y diésel.

28 marzo 2017, 11:39 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos identificó a la empresa japonesa Mitsui y a SK de Corea del Sur como posibles socios para desarrollar y operar la planta de coquización de la refinería en Tula, la cual convertirá el combustible de menor valor en productos como gasolina y diésel.

Otros interesados incluyen a PetroChina, el mayor productor de petróleo de China; China Petroleum & Chemical, conocido como Sinopec; Royal Dutch Shell y Chevron, según un portavoz que no pudo ser identificado por la política de la empresa.

Pemex pedirá a los inversionistas y operadores interesados ​​que hagan ofertas formales en las próximas semanas, dijo una persona que pidió no ser identificada por tratarse de información es privada.

Los planes de Tula son parte de un esfuerzo más amplio para mejorar las operaciones de Pemex, que ha retrasado el mantenimiento en sus seis refinerías debido a recortes presupuestarios después de 12 años de caídas en la producción de crudo.

Tula, la segunda refinería más grande de Petróleos Mexicanos, opera a 62 por ciento de su capacidad de 315 mil barriles por día. Las refinerías de Pemex tuvieron hasta 88 interrupciones no programadas en sus operaciones el año pasado, y cuatro de los siete principales planes de mantenimiento fueron diferidos a 2017 y 2018.

SK está considerando participar en el proyecto pero aún no ha hecho una oferta, según un portavoz que pidió no ser identificado. Voceros de Sinopec y PetroChina en Pekín declinaron hacer comentarios al igual que los representantes de Mitsui y Chevron. Mientras representantes de Shell evitaron comentarios inmediatamente.

La petrolera italiana Eni SpA, que también fue incluida por Pemex en su lista de posibles postores, no está interesada en desarrollar u operar la planta de coquización de Tula de Pemex, según un vocero de la compañía que pidió no ser identificado.

Carlos Murrieta, director de transformación industrial de Pemex, dijo en noviembre que la compañía estaba en conversaciones con al menos tres grupos de consorcios ” muy interesados” en supervisar la ejecución, operación y finalización de esa planta. Murrieta dijo entonces que era improbable que los contratos tomaran la forma de acuerdos de venta y re-arrendamiento.