Frente a costas tabasqueñas, ENI encuentra petróleo en el primer pozo privado de México

La firma hace el primer hallazgo significativo de crudo en el golfo desde la reforma energética

23 marzo 2017, 10:22 pm

SONIA CORONA
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- La industria petrolera de México ha entrado a una nueva era. La compañía italiana ENI ha anunciado este jueves que ha encontrado una cantidad significativa de crudo en las aguas del golfo de México. Este es el primer hallazgo petrolero que una empresa privada hace en México desde 1938, cuando el Gobierno mexicano nacionalizó el petróleo. El país liberalizó la industria en 2013 a través de una ambiciosa reforma energética que ya ha comenzado a reflejarse en el día a día de los mexicanos.

El pozo de firma italiana, llamado Amoca-2, forma parte de la segunda subasta energética que el Gobierno mexicano hizo en septiembre de 2015. Se encuentra a 1.200 kilómetros al oeste de Ciudad del Carmen (Estado de Campeche), la mayor urbe petrolera del país. La compañía perforó a una profundidad de 65 metros 3.500 metros y halló 110 metros de aceites ligeros de muy buena calidad, 65 metros de éstos no habían sido encontrados anteriormente. Petróleos Mexicanos, la petrolera estatal, ya había explorado esta zona pero reconoció que no tenía la capacidad financiera y técnica para explotarla.

La ubicación del pozo Amoca, en el golfo de México.

“Este importante descubrimiento ocurre en un país en el que ENI no había operado antes y confirma nuestra capacidad de exploración”, ha expresado Claudio Descalzi, el director ejecutivo de ENI en un comunicado. La firma italiana ganó el contrato para obtener petróleo en el golfo de México en una puja muy competida, en la que al final le arrebató el derecho a la rusa Lukoil. La propuesta de ENI garantizaba que el 84% de las ganancias de explotar este yacimiento serían entregadas al Estado mexicano. ENI ha reconocido que el volumen del hallazgo ha sido una sorpresa y ha señalado que existen indicios de que en esa región existe más crudo del que se había estimado inicialmente.

ENI, con sede en Roma, opera en 79 países en el mundo y recientemente ha concentrado su producción en África. El Estado italiano tiene una participación del 30% en la compañía dirigida por Descalzi, quien recientemente fue confirmado en la dirección de la empresa para los próximos tres años. La petrolera ha anunciado que durante este año trabajará en la perforación de dos pozos más y que acelerará los trabajos de explotación.