SCJN elimina dominio del sindicato de Pemex en transporte de gasolinas

25 enero 2017, 8:02 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Los dueños de gasolineras son libres de contratar el transporte del hidrocarburo que más les convenga para llevarlo a los puntos de venta sin la obligación de recurrir a Pemex, determinó la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con lo que rompió con el monopolio que tuvo durante años el sindicato petrolero.

Por unanimidad, los ministros avalaron el proyecto de Alberto Pérez Dayán, por lo que también, quedó sin efecto la muta que le había impuesto la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) a Pemex (más de mil 300 millones de pesos) por prácticas monopólicas.

En entrevista, Pérez Dayán explicó que a partir de la entrada en vigor de la reforma energética, en enero de 2017, los dueños de franquicias de gasolinerías tienen el derecho de elegir a quien transporte el producto hasta su estación de servicio, lo cual aplica también para los importadores de gasolina desde el punto de ingreso a territorio nacional hasta su estación

El ministro explicó que el objetivo de la reforma fue justamente la apertura del monopolio estatal, para permitir la participación de la iniciativa privada, particularmente en la venta de gasolinas y diésel.

Dijo que la multa quedó sin efecto, ya que si bien, Pemex incurrió en prácticas monopólicas al obligar a los gasolineros a aceptar la venta “atada” –que incluía que el servicio de pipas lo proporcionaran empresas propiedad del sindicato petrolero-, el marco legal vigente antes de la reforma energética concedía a la paraestatal la exclusividad en la exploración, explotación, refinación, almacenamiento, distribución, venta y transporte de hidrocarburos-, que realizaba con apoyo del sindicato petrolero.

En cambio, a partir de la reforma energética, precisó, entró en vigencia un nuevo marco regulatorio, un nuevo esquema de contratos de franquicia y suministro de gasolinas y diésel, en el que Pemex no puede imponer modalidades en la entrega de los combustibles.

Además de que, anteriormente se consideraba que la entrega del hidrocarburo era estratégica hasta llegar al punto de venta (gasolineras), mientras que ahora, ya no es considerada de esa forma, por eso los franquisatarios pueden transportar libremente la gasolina desde los depósitos de Pemex hasta sus estaciones.

Esto, porque el nuevo régimen legal considera como áreas estratégicas, en la materia de hidrocarburos, únicamente la exploración y extracción de petróleo.

Además de que el nuevo marco legal modificó las funciones de la Comisión Reguladora de Energía a objeto de limitar el poder dominante de Pemex en el mercado para permitir y promover la participación privada.