Braskem-Idesa niega corrupción con Pemex

Pemex debía iniciar con el nuevo esquema de contratos de franquicia y suministro de gasolinas y diesel y entonces las gasolineras contratan libremente el transporte y los primeros apuntados eran OXXO Gas, Petro 7, Orsan, Combugas y Corporativo Burgos.

10 abril 2017, 1:19 pm

LUIS CARRILES
ORO NEGRO

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana pone en jaque a la Reforma Energética, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la Comisión Reguladora de Energía.

Dicen defender la materia de trabajo de los choferes de sus camiones de reparto y la realidad es que impiden el cumplimiento del nuevo marco legal.

La primera acción ocurrió el 3 de abril, cuando bloquearon las terminales de almacenamiento de Pemex Logística de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Coahuila desde las 00:00 horas, acompañados de sus abogados.

Pemex debía iniciar con el nuevo esquema de contratos de franquicia y suministro de gasolinas y diesel y entonces las gasolineras contratan libremente el transporte y los primeros apuntados eran OXXO Gas, Petro 7, Orsan, Combugas y Corporativo Burgos.

Sus pipas acudieron con sus órdenes de carga a la terminal correspondiente cuando fueron acorraladas por las comitivas del sindicato que entregaron un mensaje.

“La actividad de reparto de combustible desde estas terminales a las estaciones de servicio es materia de trabajo del sindicato. No permitiremos que otras líneas nos desplacen, por lo que la terminal no les podrá despachar combustible. No intenten burlarnos porque si salen de aquí con producto los vamos a seguir hasta la estación donde vayan y no permitiremos que se descargue”.

El caos reinó por horas en las terminales mientras los operadores particulares observaban con sorpresa cómo el personal de Pemex entregaba la operación de las terminales a las comitivas del sindicato y se retiraban.

Pemex intentó burlar el cerco y mandó el equipo de transporte a centros de reparto alternos pero el sindicato advirtió que harían lo mismo en las otras terminales; de hecho, nuevas comitivas llegaron a los centros embarcadores alternos. En San Luis Potosí, las discusiones fueron tan fuertes que el personal administrativo de Pemex fue relevado de sus funciones por personal sindicalizado y los mandaron a sus casas.

Finalmente, Pemex cedió a las presiones del sindicato y negoció con los gasolineros que la única manera de evitar desabasto en sus estaciones de servicio era aceptar el reparto local, es decir, el del sindicato petrolero.

La postura del sindicato va contra todo el cambio hecho por la Reforma Energética y las resoluciones de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), además de que deja de lado que la Corte determinó que este nuevo marco regulatorio da base a un nuevo esquema de contratos de franquicia y suministro de gasolinas y diesel.

En los hechos, el sindicato pone en riesgo lo antes descrito. Con un acto discrecional abusa de su poder dominante y hasta hoy no hay un solo pronunciamiento de parte de la autoridad.

Buzos.

1.- Por cierto, a propósito de lo último que ocurrió en Mexicana de Aviación, hay un funcionario que podría contar exactamente qué pasó ahí, se llama Isaac Volin y hoy es director deneral de PMI Comercio Internacional. Isaac Volin, que llegó de Black Rock, un fondo hoy interesado en participar en el financiamiento, construcción, operación y mantenimiento del ducto transoceánico, y que fue director general de Click, la aerolínea de bajo costo en la que detectaron operaciones inusuales que derivaron en la quiebra de Mexicana.

Volin estuvo en Akya, la consultora responsable de lograr un controvertido borrón y cuenta nueva entre Pemex y Mexicana de Lubricantes. En el cual las partes acordaron olvidar 21 años de que Pemex no cobró ninguna utilidad como accionista.

Volin hoy es responsable de importar los combustibles que consumimos y exportar los excedentes de crudo por medio de 21 empresas offshore de Pemex, que legalmente están fuera del escrutinio de la ASF.