Menos petróleo canadiense beneficia de ‘rebote’ a México

Una caída en los envíos de crudo de Canadá, sumado a lo efectos de los recortes de la OPEP son una buena noticia para México.

5 abril 2017, 9:07 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Los envíos de crudo canadiense a los Estados Unidos están a punto de disminuir justo cuando los efectos de los recortes de producción liderados por la OPEP se están haciendo sentir en el Caribe. Es una buena noticia para México y otros productores locales de petróleo.

Syncrude Canada les avisó a sus clientes que no recibirían ningún suministro en abril de su planta mejoradora de 350 mil barriles diarios, según personas con conocimiento del tema.

La planta, que convierte el bitumen de las arenas bituminosas de Alberta en crudo sintético ligero, adelantó el mantenimiento luego del incendio del mes pasado.

El crudo ligero y el condensado subieron al nivel más alto en más de un año la semana pasada, y el Western Canadian Select el lunes estuvo más alto que nunca desde junio de 2015, cuando unos incendios forestales de Alberta interrumpieron la producción.

La pérdida de algunos envíos canadienses se produce justo cuando las refinerías estadounidenses están volviendo a funcionar después del mantenimiento estacional y las remesas de Medio Oriente están disminuyendo.

México se beneficiará con estos inconvenientes, ya que el aumento de los precios del crudo canadiense hace que su variedad similar Maya sea más atractiva para las refinerías de la Costa del Golfo estadounidense.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo produjo 32.095 millones de barriles diarios en marzo, una baja de 200 mil al día respecto del mes anterior, según una encuesta de Bloomberg News a analistas, compañías petroleras y datos de seguimiento de buques.

Se dijo que los comercializadores habían retirado entre 10 millones y 20 millones de barriles de petróleo del almacenamiento en el Caribe, según las estimaciones de comercializadores que pidieron no ser identificados porque sus datos están protegidos por licencias.

Las existencias de Estados Unidos siguen estando persistentemente altas después de los recortes de producción de la OPEP y otros grandes productores que entraron en vigor en enero, aun cuando en otros lugares hay indicios de que el mercado está recuperando el equilibrio.

Eso podría estar empezando a cambiar: los analistas encuestados por Bloomberg esperan que los datos de las existencias estadounidenses que se darán a conocer el miércoles muestren el mayor descenso semanal de este año.

El barril de crudo Western Canadian Select se cotizaba 4.12 dólares por debajo del Maya mexicano el lunes, el menor descuento desde que los incendios forestales eliminaron cerca de un millón de barriles de producción de arenas bituminosas en mayo.

La diferencia de precio es demasiado pequeña para cubrir los 7 dólares que cuesta transportar un barril del pesado canadiense a la Costa del Golfo por oleoductos, según Carl Evans, analista de Genscape.

“El Golfo probablemente tome todo el mexicano que pueda”, dijo Evans el lunes por teléfono.

El salto de la semana pasada en los precios del crudo sintético y el condensado, que se mezclan con bitumen para que puedan fluir fácilmente a través de las tuberías, hizo subir los precios del crudo pesado.

El barril de Western Canadian Select subió 90 centavos de dólar a 10.50 dólares por debajo del West Texas Intermediate, la variedad de referencia de Estados Unidos, el menor descuento en casi dos años, muestran los datos que reunió Bloomberg.

Las importaciones de crudo canadiense a la Costa del Golfo aumentaron a más del doble en los últimos tres años al habilitarse más capacidad con los nuevos oleoductos. Durante el mismo período, los envíos de México a Estados Unidos cayeron alrededor de un tercio.