Mezcla mexicana pierde lo ganado en 2017

El precio del petróleo mexicano cayó 3.75 por ciento, luego de las noticias de un aumento en los niveles de extracción de Irak e Irán, además de que Estados Unidos tiró los precios de los referenciales Brent y WTI.

9 enero 2017, 7:26 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- El barril de petróleo mexicano se alineó a sus contrapartes de Reino Unido y Estados Unidos, al registrar una caída de 3.75 por ciento ante el anuncio del aumento de la producción de crudo iraquí y estadounidense, que llevó su precio a su nivel más bajo desde el 23 de diciembre

Este lunes Pemex anunció que el precio de su mezcla de petróleo de exportación se fijó en 45.20 dólares por barril, luego de retroceder 1.76 dólares frente a su nivel del viernes, ante un escenario en el que los inversionistas ven más oferta de crudo pese a los esfuerzos de la OPEP y los productores independientes.

Con el movimiento de este día, el petróleo mexicano borró todas las ganancias de la primera semana del año, aunque el precio se mantiene por arriba del nivel presupuestado por la federación en su programa económico para este año.

En los mercados internacionales el barril de petróleo tipo Brent cayó 3.78 por ciento al cerrar negociaciones en 54.94 dólares por barril, en tanto que el tonel de crudo ligero estadounidense WTI quedó en 51.96 dólares, luego de que cerrara la semana anterior en 53.99 dólares.

La fuerte caída en el precio de la materia prima se sustentó en la expectativa de los inversionistas de que el mercado petrolero internacional aún se encuentra lejos de alcanzar el tan esperado equilibrio.

Por el lado de los países productores de la OPEP, este día se dio a conocer que Irak alcanzó una exportación récord de crudo de 3.51 millones de barriles diarios, en tanto que Irán vendió más de 13 millones de barriles de crudo que mantiene en buques cisterna en el mar.

La semana anterior los precios se beneficiaron del anuncio de Arabia Saudita, Kuwait, Omán y Qatar de que habían cumplido con sus recorte de producción pactados el pasado mes de noviembre, a las que se agregaron las noticias de que Rusia estaba logrando ajustar su producción. Esto parece insuficiente.

Por el lado de los productores independientes, hubo noticias de que Estados Unidos continuó aumentando su capacidad de extracción de crudo, luego que el viernes Baker Huges diera a conocer que aumentaron el número de plataformas de extracción por décima semana consecutiva, lo que parece que neutralizará los esfuerzos de la OPEP.

Las preocupaciones de los analistas y los inversionistas en el mercado de los energéticos se cierne ahora en los abultados inventarios y en que la oferta parece que no se reducirá en el corto plazo.

*Elaborada con información de Reuters