Huachicoleros reclutan a niños como alcones; les pagan 12 mil pesos

El gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, relató la historia de un niño de 11 años de edad, que prefería ganar 12 mil pesos como ‘halcón’, que ir a la escuela

2 marzo 2017, 10:26 pm

FERNANDO PÉREZ CORONA
ORO NEGRO

PUEBLA.- El robo de combustible a ductos de Pemex, como también su venta, se ha convertido en el delito más lucrativo en el estado de Puebla. Tan sólo el año pasado, fueron descubiertas mil 881 tomas clandestinas.

La cantidad supera todas las encontradas entre 2000 y 2015, cuando sumaron mil 685. En conclusión, en 2016 hubo 11 por ciento más conexiones ilegales en poliductos de la paraestatal que en los 15 años previos.

El gobernador José Antonio Gali Fayad consideró que el delito de robo de combustible es el mayor problema de la entidad; incluso, advirtió que ha segregado familias y puso de ejemplo a un niño de 11 años, quien en Palmar de Bravo trabaja como “halconcito”.

“Llegué a Palmar de Bravo y una de las señoras me dijo: oiga Tony quiero que entre a mi casa, quiero que platique con mi hijo. Es real, así como esto que estamos transmitiendo en vivo. Entré a la casa de la señora. Platiqué con el chiavito. Y le dije: ¿qué quieres ser de grande, que estás haciendo? Un chavo de 11 años. ‘Ya no estoy estudiando, yo ya gano dinero, yo ya traigo dinero a la casa y traigo más lana que lo que aporta mi papá. Mi papá gana 3 mil pesos al mes. Yo gano 12 mil pesos al mes (le respondió)’. ¿Y a qué te dedicas? (le preguntó). ‘Soy halconcito’. ¿Y qué es eso? (preguntó, otra vez). ‘Pues echo aguas para que se puedan volar el combustible de las tomas'”, recordó José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla.

Por lo anterior, al iniciar la actual administración estatal fueron incorporados 500 soldados a la tarea de combate al robo de combustible, a los “huachicoleros”, como se les conoce en Puebla a los delincuentes especializados en esta actividad.

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodriguez, dijo que no sólo se ataca la ordeña de ductos de Pemex, también se trata de inhibir la transportación y la venta del hidrocarburo.

“Hemos ya ingresado a municipios como Palmar de Bravo, Tepeaca, y todos los días estamos recuperando combustible. En estos momentos llevamos más de 200 mil litros de combustible recuperado. Entonces, esto forma parte de una estrategia que tenemos muy bien definida”, mencionó Jesús Morales Rodríguez, secretario de Seguridad Pública (SSP).

El llamado “Triángulo Rojo”, que inicialmente fue definido por Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Palmar de Bravo y Tecamachalco, y que concentraba hasta 70 por ciento de las ordeñas a las instalaciones petroleras, se ha transformado en una franja que cruza el estado desde Veracruz hasta el Estado de México.

De esta manera, ahora se han descubierto tomas clandestinas en 26 municipios poblanos: Acajete, Acatzingo, Ahuazotepec, Amozoc, Coronango, Cuautlancingo, Esperanza, Huauchinango, Huejotzingo, Juan C. Bonilla, Palmar de Bravo, Puebla, Quecholac, Quimixtlán, Los Reyes de Juárez, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, San Miguel Xoxtla, San Salvador El Verde, San Salvador Huixcolotla, Tecamachalco, Tepeaca, Santa Rita Tlahuapan, Tlaltenango y Venustiano Carranza…

El robo de combustible se ha extendido desde las faldas del Citlaltépetl hasta las inmediaciones del parque nacional Izta-Popo… con tendencia al alza.