Fátima fue asesinada, aún así, secuestradores pedía 5 mdp

La joven de 15 años, fue privada de la libertad, cuando salió de su casa en la colonia Providencia, delegación Gustavo A. Madero; cuatro horas después su cuerpo fue hallado

12 septiembre 2017, 12:52 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- El viernes pasado, Fátima Altamirano, estudiante de preparatoria de la Universidad La Salle, fue encontrada muerta en un terreno baldío del municipio de La Paz, en el Estado de México.

La adolescente de 15 años de edad, fue privada de la libertad, cuando salió de su casa en la colonia Providencia, delegación Gustavo A. Madero.

Eran las 5:30 de la mañana, y Fátima se dirigía al plantel Condesa, acompañada de su padre, pero esa mañana, la rutina se rompió.

Cuando yo cierro la puerta, pues me agarra inmediatamente un fulano que no me da tiempo absolutamente de nada, y se va sobre mí y me golpea y se lleva a mi hija, eso es lo que sucede que se la llevan. No los alcanzo a ver como tal, pero se percibe que hay muchas más personas”, declaró Alonso Altamirano, padre de la menor.

Luego de que Fátima fuera secuestrada, cuatro horas más tarde se reportó a las autoridades el hallazgo de un cuerpo en la calle Río San Joaquín en la colonia El Salado, en el municipio de Los Reyes La Paz.

Se trataba del cuerpo de Fátima estaba a un lado del canal de aguas negras de La Compañía.

Sin embargo, a las 11:30 de la mañana, Alonso Altamirano, padre de la menor empezó a recibir llamadas que le exigían el pago de un rescate, primero le pedían 5 millones de pesos, después 150 mil pesos, pero a esa hora Fátima ya había sido asesinada.

Según la información proporcionada a Imagen Noticias, por parte de las autoridades mexiquenses y capitalinas, Fátima murió por asfixia. Su cuerpo fue encontrado maniatado.

Las autoridades han identificado el automóvil en el que trasladaron a Fátima y la ruta que siguió después de que abandonaron su cuerpo a un lado del canal.

Alonso Altamirano señala que la atención que recibió por parte de las autoridades ha sido buena, pero pide justicia.

Lo que pido es eso, que al final se den resultados, para que no vuelva a suceder que ninguna familia padezca lo que nosotros estamos padeciendo.

Era alegre, con muchas ilusiones y con un gran entusiasmo por que ingresó a estudiar la educación media, quería estudiar medicina. También tenía la ilusión por otro lado de estar en alguna ocasión o llegar a apoyar a la Unicef y a la ONU.  (Excelsior)