Puesto del “Comandante Toro”, causa de la violencia en Reynosa

El procurador de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, confirmó que la violencia de la noche del martes y la que azotó todo la mañana del miércoles fue provocada por dos bandos del CDG que quieren el “trono” acéfalo que dejó el Comandante Toro, asesinado por la Marina el pasado 22 de abril.

4 mayo 2017, 1:52 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

REYNOSA.-Tras caer la tarde del miércoles pasado, Reynosa se transformó en un “pueblo fantasma”. Los comercios cerraron más temprano, las avenidas del centro de la ciudad lucían desoladas y fueron pocos los vehículos que circulaban por sus calles en la noche.

Las redes sociales compartieron decenas de advertencias sobre la llegada de sicarios de Matamoros, “los Ciclones”, y de hasta grupos ajenos a la ciudad como los “Antrax” y “Los Mazatlecos” de Sinaloa, porque “veían por la plaza”. Circularon también supuestos comunicados del Cartel del Golfo en audios advirtiendo a la población que por la noche mejor se refugiaran en sus domicilios, porque se esperaban más enfrentamientos.

La histeria que generaron las redes sociales terminó cuando colapsó WhatsApp, el sistema de mensajería más usado en la actualidad por los grupos que se advierten sobre situaciones de riesgo.

El procurador de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, confirmó que la violencia de la noche del martes y la que azotó todo la mañana del miércoles fue provocada por dos bandos del CDG que quieren el “trono” acéfalo que dejó el Comandante Toro, asesinado por la Marina el pasado 22 de abril.

“La información que tenemos es la que es del dominio público y circula en redes sociales, es el posicionamiento que están haciendo los grupos delincuenciales aquí en la ciudad de Reynosa y es por lo que acontecen los hechos de violencia”, afirmó el Procurador. En dos días de violentas jornadas, se reportó la muerte de al menos cinco personas.

En redes sociales circuló un video donde se ve supuestos pistoleros de una fracción del CDG asaltando un domicilio del grupo rival.

La disputa por la plaza

Para el portal Breitbart Texas, especializado en temas de Seguridad de la frontera, son dos facciones del CDG las que se disputan la plaza fronteriza:

“Las batallas indican una lucha por el control de Reynosa por una facción compuesta por los restos de las fuerzas que una vez lideró Juan Manuel Loiza Salinas, “Comandante Toro o Metro 42, contra el resto del cartel”.

Breitbart, que tiene buenos contactos con fuentes policiacas mexicanas y de inteligencia de Estados Unidos, describió las dos facciones del CDG que se disputan Reynosa.

“Una facción está formada por el sobrino de Toro, Alberto Betillo Salinas, quien ha reunido la ayuda de otros comandantes del cartel como Luis Alberto Blanco Flores Pelochas o M-28, Petronilo Moreno Flores Comandante Panilo o M-70, y pistoleros conocidos como Metro 19, Metro 105 y Manuelito”.

Durante las batallas de la noche del martes y la mañana del miércoles, los pistoleros de esta facción se desplazaron en caravanas de camionetas con las siglas M-42 pintadas en sus cristales.

“Las letras blancas M-42 ayudaron a identificar a los pistoleros de una facción, pero también se refirió al fallecido Comandante Toro”.

La otra fracción que se disputa la plaza, que deja al menos tres millones de dólares de ganancias por mes, está encabezada por el comandantes Jesús Güero Jessi García, que en otro tiempo fue un estrecho colaborador de Toro.

Además, los comandantes Armando León García Choco o M90; Eduardo Ismael Flores Borrego El Negro o Gama 3; Miguel Ángel Miguelito Álvarez Campos, “así como los pistoleros Visco, Surdo y Beto Bavas”, precisó la nota publicada por Breitbart.

La disputa entre ambas facciones por el “trono” comenzaron pasadas las 22:00 horas del martes, cuando una de las facciones se dedicó a “visitar“ domicilios y levantar familias del grupo rival.

Con estrategias de guerra irregular, los grupos aislaron con narcobloqueos las zonas a donde se dirigían. Además, sus hombres distrajeron a las fuerzas militares con balaceras por diversos puntos de la ciudad.

Los estruendos de cuernos de chivo se reportaron por toda la ciudad, al extremo que los efectivos del Ejército y la Marina no sabían hacia dónde concentrarse.

Mientras se despistaba a los militares, uno de los grupos rivales asaltó varios domicilios, se llevaron a familias enteras y en otros sus moradores fueron asesinados ahí mismo. En una casa lanzaron una granada que provocó que la vivienda se incendiara.

Esos eventos se prolongaron la madrugada del martes. Para la mañana del miércoles, se reagrupó la fracción atacada y comenzaron persecuciones y enfrentamientos en diversas avenidas de Reynosa.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que entre las 23:00 horas del martes y hasta las 02:00 horas del miércoles se habían reportado 10 bloqueos que fueron retirados por fuerzas armadas, así como un robo de vehículo y una agresión a personal militar por parte de individuos que iban a bordo de varias camionetas.

Además se decomisaron nueve vehículos, armas largas y gran cantidad de cartuchos, “en el curso de las labores de reconocimiento y patrullaje por elementos de las distintas corporaciones”.

Las autoridades informaron que dos presuntos delincuentes cayeron muertos por disparos de los militares, cuando intentaron robar vehículos a los ciudadanos para usarlos en los narcobloqueos.

Debido a la violencia del miércoles, las escuelas privadas y la mayoría de las públicas suspendieron las clases este jueves.

Los enfrentamientos que se esperaban para la madrugada del jueves no sucedieron y esta mañana la ciudad comenzó a retomar sus actividades cotidianas. Proceso