Las cinco amenazas de Trump a México

Estos son los temas que el nuevo presidente de Estados Unidos busca discutir con su vecino del sur

20 enero 2017, 10:24 pm

ALMUDENA BARRAGÁN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Donald Trump tiene a México en la mira. Desde el comienzo de su campaña en 2015, el magnate ha amenazado al vecino del sur por todos los frentes. Sus planes incluyen desde la construcción de un muro en la frontera hasta la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés). Los pronunciamientos del nuevo presidente de Estados Unidos ya han pasado factura a la economía mexicana, a través de la depreciación de la moneda. Las promesas de campaña de Trump y los mayores miedos de México podrán finalmente convertirse en realidad. Estas son las cinco amenazas que México enfrenta con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos:

1. El muro en la frontera… que México pagará

La moneda está en el aire aunque Trump ha insistido en que en la región fronteriza debe construirse un muro de cemento que impida la inmigración y el tráfico de drogas. El debate se ha centrado en torno a quién lo pagará. El Gobierno mexicano ha rechazado que el financiamiento de la construcción será de su parte. El presidente de EE UU ha admitido que inicialmente su país costeará el refuerzo en la frontera pero que México de una forma u otra lo pagará. Marc A. Thiessen, analista de The Washington Post, señala que una forma en la que Trump podría obligar a México a pagar el muro es a través del impuesto por las importaciones. Aunque la estimación del valor del muro ha oscilado de los 8.000 millones de dólares a los 25.000 millones de dólares.

2. Retirada de inversiones millonarias

Las amenazas proteccionistas de Trump tuvieron efecto antes de que asumiera el mandato presidencial. En el punto de mira, las grandes empresas de la industria automotriz que durante los últimos años anunciaron grandes planes de inversión en México. En línea con lo anunciado durante su campaña para evitar la deslocalización del sector manufacturero en Estados Unidos, Donald Trump amenazó con aplicar aranceles muy elevados a las grandes automotrices por vender vehículos en EE UU fabricados en México. Mientras que Ford Motor anunció que retiraba la inversión de 1.600 millones de dólares de la planta que estaba construyendo en San Luis Potosí –unos 2.800 empleos-, General Motors daba a conocer una inversión de 1.000 millones de dólares para sus operaciones manufactureras en Estados Unidos, señalando que la producción de camionetas ‘pickup’ grandes tendrá lugar en sus instalaciones de Michigan, labor que antes se realizaba en México.

3. Renegociación del Tratado de Libre Comercio

Desde 1994, Estados Unidos, México y Canadá mantienen un acuerdo comercial regional que beneficia el intercambio de bienes y servicios. Con el propósito de “proteger a la clase media, los trabajadores del sector manufacturero y de servicios y la inversión extranjera directa”. Donald Trump anunció que desde el primer día de su administración planteará a México una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), postura que defendió el futuro Secretario de Comercio, Wilbur Ross ante el Senado. Ross advirtió que los socios comerciales de Estados Unidos deben practicar un “comercio justo” y mermar el control estatal de las empresas si desean tener acceso al mercado estadounidense.

4. Depreciación del peso mexicano

Desde que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales de Estados Unidos el peso mexicano no ha hecho más que hundirse en un gran agujero que ni las medidas tomadas por el Banco de México ni los recortes al gasto público anunciados por el Gobierno de Peña Nieto han conseguido revertir. A la conocida frase: ‘Cuando Estados Unidos estornuda, el mundo se resfría’ se podría añadir que si lo hace Donald Trump, el peso acaba con pulmonía. Ya advirtió de ello el todavía gobernador del Banco de México, Agustín Carstens: “Donald Trump puede llegar a ser una película de terror para México”. Desde que el magnate presentara su candidatura, el peso mexicano ha retrocedido en el mercado cambiario un 40%, tocando varios mínimos históricos consecutivos -seis en lo que va de 2017-.

5. Deportación masiva de inmigrantes indocumentados

Tras ganar las elecciones, Donald Trump reiteró en una entrevista su intención de expulsar de Estados Unidos a unos tres millones de personas que cuentan con antecedentes penales. “Lo que vamos a hacer es atrapar a los criminales y a aquellos que tengan antecedentes penales, a los miembros de pandillas, a los narcotraficantes, a muchas de esas personas, entre dos o tres millones, y los sacaremos de nuestro país”, explicó. “La gente no puede escurrirse ilegalmente y que le den la ciudadanía, así no funciona” afirmó Trump en agosto de 2016 en Phoenix, Arizona, prometiendo que rompería el “ciclo de amnistía y de inmigración ilegal” que vive Estados Unidos. Precisamente, la comunidad mexicana, la más numerosa en Estados Unidos, ha sido una de las más atacadas por el republicano. “Cuando México envía su gente, no envían a los mejores. Envían gente que tienen muchos problemas” afirmó. “[Los inmigrantes mexicanos] traen drogas, crimen, son violadores”, afirmó Trump. De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en 2015 se deportó a 242.456 mexicanos, un 73% del total de personas repatriadas desde el país norteamericano. El País