Granaderos impiden que manifestantes contra el ‘gasolinazo’ lleguen a Los Pinos

Luego de las concentraciones multitudinarias que se dieron en el Zócalo, un contingente marchó hacia la residencia oficial de la Presidencia, pero fue detenido en la calzada de Chivatito.

7 enero 2017, 4:47 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- La marcha que partió del Zócalo y se dirigía a la residencia oficial de Los Pinos para manifestarse en contra del gasolinazo llegó únicamente a la lateral de la calzada de Chivatito, luego de que una valla policial le impidiera el paso.

Una parte de los inconformes repitieron en consignas que su movimiento es pacífico y solicitaron que un representante de las autoridades acudiera a atenderlos. Otros propusieron seguir su camino hacia Los Pinos yendo por la vialidad de abajo.

Ante dicha iniciativa, algunos más propusieron “no caer en provocaciones” o propiciar actos que faciliten la represión. Tres manifestantes trataron de dar la vuelta para continuar hacia Los Pinos, pero un grupo de granaderos les cerró el paso.

Entre las iniciativas que se mencionaron está el realizar un mitin en Paseo de la Reforma para evitar posibles choques con la Policía y llevar a cabo una marcha el próximo lunes a las 4 de la tarde.

Luego de una concentración en el Zócalo, manifestantes se dirigieron hacia Los Pinos, pero granaderos les cerraron el paso. Foto Fernando Camacho Servín

Multitudinaria concentración en el Zócalo

Unas horas antes, al arribar al Zócalo capitalino, manifestantes de organizaciones civiles hicieron un llamado a continuar con acciones pacíficas en contra del aumento a los combustibles.

Los manifestantes gritaron consignas afuera del Palacio Nacional. Foto Jair Cabrera

Uno de los últimos contingentes en llegar a la Plaza de la Constitución fue el que incluía al padre Alejandro Solalinde.

Entre los contingentes que participaron están la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados públicos, la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas de Petroleros Mexicanos, así como estudiantes de IPN.

Al dar inicio esta marcha hacia el Zócalo, el padre Alejandro Solalinde hizo un llamado a la sociedad a perder el miedo y a actuar para “independizarnos de estos malos gobiernos. “Este México es nuestro. Tenemos que reconquistarlo”, dijo.

Elementos de seguridad pública calculaban en alrededor de 3 mil el grupo de personas que se manifiestan rumbo al Zócalo.

Aunque la movilización ya estaba muy avanzada continuaban sumándose más ciudadanos, particularmente jóvenes.

Antes, dos de las movilizaciones que se realizaron hoy en repudio al gasolinazo se reunieron en el Zócalo capitalino, donde los manifestantes marcharon en círculos alrededor de la plaza y gritaron consignas para exigir que se eche atrás el alza en los combustibles.

De forma espontánea, las miles de personas que participaron en ambas movilizaciones se reunieron después frente al Palacio Nacional.

Ahí, gritaron consignas como “Fuera Peña”, “Renuncia”, “Únanse” y, sobre todo, “No tenemos miedo”. También entonaron el himno nacional y pidieron un minuto de silencio.

Después de esta acción, los manifestantes llamaron a dar una vuelta más alrededor de la Plaza de la Constitución.

Desde el Ángel de la Independencia, miles de personas marcharon en la mañana sobre Paseo de la Reforma hacia el Zócalo capitalino, en medio de consignas contra el alza al precio de los combustibles.

Los inconformes corean consignas como "Únete, pueblo" y "Sociedad civil, presente" mientras se dirigen a la plaza de la Constitución. Foto Yazmín Ortega

En la Plaza de la Constitución, decenas de personas se reunieron desde antes de las 10:00 para protestar por el mismo motivo.

Los asistentes llevaban banderas con frases como “Fuera Peña” y “No más gasolinazo”. Los inconformes coreaban consignas como “Únete, pueblo” y “Sociedad civil, presente” -además de otras frases en contra del gasolinazo y del Presidente- y expresaban diversas ideas para rechazar el aumento de hasta 20 por cielo en el precio de los combustibles.

Los inconformes, que comenzaron a reunirse desde antes de las 10 de la mañana, corean consignas como "Únete, pueblo" y "Sociedad civil. Foto Fernando Camacho Servín

La Jornada