Miles de sindicalistas y migrantes protestan frente a la Casa Blanca contra las deportaciones

La policía arrestó en Oakland, California, a al menos cuatro activistas que se encadenaron juntos a un edificio del gobierno municipal.

1 mayo 2017, 7:38 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

WASHINGTON.- Miles de inmigrantes y sindicalistas marcharon este lunes hacia la Casa Blanca y en otras ciudades estadunidenses para conmemorar el Día Internacional de Trabajo y protestar contra los esfuerzos del presidente Donald Trump de impulsar las deportaciones.

“Ver manifestaciones y eventos en más de 200 lugares demuestra convincentemente que los latinos somos una fuerza en la política estadunidense”, señaló el congresista demócrata Luis Gutiérrez mientras una multitud se apostaba frente a la Casa Blanca tras recorrer varias cuadras llevando pancartas en que se leía “Prohíban la ignorancia, no los inmigrantes” y mostrando banderas de varios países.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a las protestas. Carolina Sánchez marchó en la capital estadunidense junto a su hija nacida en este país hace diez años.

“Mi hija solo me tiene a mí. Quiero alcanzar el sueño americano y quiero tener mis papeles”, dijo a The Associated Press la ayudante de cocina oriunda de Guatemala de 31 años que emigró a Estados Unidos en 2005.

Decenas de miles de migrantes y sus partidarios protestaron en ciudades como Miami, Nueva York, Chicago, Seattle y Los Ángeles.

La policía arrestó en Oakland, California, a al menos cuatro activistas que se encadenaron juntos a un edificio del gobierno municipal.

En Homestead, un área agrícola a unas 40 millas (64 kilómetros) al suroeste de Miami, varias decenas de personas la mayoría de ellos trabajadores del campo se congregaron frente a la alcaldía para demandar respeto y dignidad a los inmigrantes, mientras que varios negocios del área permanecieron cerrados en apoyo a los manifestantes.“Estamos aquí para que los gobernantes reconozcan nuestro trabajo, que es duro. No es fácil. Sin nuestro trabajo no tienen para comer en la mesa, pero no lo valoran”, expresó Francisca Santiago, una trabajadora agrícola mexicana de 40 años. (AP)