Steve Bannon, la mano derecha de Trump, es expulsado del Consejo de Seguridad Nacional

McMaster y Bannon tuvieron una relación tensa desde el principio, según fuentes de la agencia de noticias Reuters, por lo que la salida del exeditor de la agencia de noticias de ultraderecha Breitbart representa una victoria del más alto nivel para el teniente general, un hombre muy respetado en el Ejército estadounidense.

5 abril 2017, 10:12 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

WASHINGTON.- El poderoso asesor de la Casa Blanca, el ultraconservador Steve Bannon, ha sido expulsado de una posición estratégica que usaba para difundir sus ideas islamofóbicas al presidente Donald Trump: el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSC por sus siglas en inglés).

El teniente general Herbert Raymond McMaster, la máxima autoridad del NSC —donde se trazan las estrategias de ataque y defensa del país más poderoso de Occidente— pidió la salida de Bannon, quien no era bien visto por el resto de los miembros del Consejo por su xenofobia y su nula experiencia militar. Y Donald Trump se la concedió este miércoles cerca del mediodía.

McMaster y Bannon tuvieron una relación tensa desde el principio, según fuentes de la agencia de noticias Reuters, por lo que la salida del exeditor de la agencia de noticias de ultraderecha Breitbart representa una victoria del más alto nivel para el teniente general, un hombre muy respetado en el Ejército estadounidense.

Raymond McMasteres un militar veterano que considera a Rusia como su adversario y quien en su primera reunión con el personal del NSC avisó que no aceptaba en su presencia términos como “terrorismo radical islámico” por considerar que castigaba injustamente a toda una religión.

Bannon, por su parte, es un extremista que, según sus opositores, ha acercado indebidamente a Donald Trump con el gobierno ruso, mientras le aconseja polémicas medidas “de seguridad” como limitar los viajes a Estados Unidos de ciudadanos que vivan en países con mayoría musulmana.

La expulsión de Bannon significa también un triunfo para el ala moderada dentro del nuevo gobierno de Estados Unidos.