Corea del Norte lanza otro cohete para demostrar su poder a China y EU

Un funcionario del gobierno de Corea del Sur le dijo a la agencia de noticias Reuters que "el lanzamiento tuvo lugar posiblemente en consideración de la cumbre EE.UU.-China, mientras que al mismo tiempo fue para comprobar su capacidad de misiles".

5 abril 2017, 9:59 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

COREA DE NORTE.- Este miércoles, Corea del Norte probó un nuevo misil balístico a un día de la reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping. En esta cumbre se espera que hablen del programa nuclear del país norcoreano.

El misil recorrió alrededor de 60 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón. El lanzamiento se realizó desde la ciudad portuaria de Sinpo, al este de Corea del Norte, en donde también se encuentra una base de submarinos.

Un funcionario del gobierno de Corea del Sur le dijo a la agencia de noticias Reuters que “el lanzamiento tuvo lugar posiblemente en consideración de la cumbre EE.UU.-China, mientras que al mismo tiempo fue para comprobar su capacidad de misiles”.

Ambos mandatarios se reunirán el día de mañana en el resort Mar-A-Lago, en Florida, Estados Unidos. En la cumbre se espera que hablen sobre un posible plan para detener el programa armamenticio de Corea del Norte.

Aún cuando ambas naciones han declarado que están dispuestas a trabajar en conjunto, no han estado de acuerdo en la manera en la que podrían lograr que el gobierno del mandatario norcoreano, Kim Jong-un, deje de lado las pruebas de armamento.

En una gira por Corea del Sur, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, defendió el radar antimisiles THAAD (por sus siglas en inglés) que su país buscaba instalar en Corea del Sur; China aseguró que este artefacto es una amenaza para su seguridad nacional.

Por otro lado, el secretario de Estado chino, Wang Yi, propuso un plan en el que Corea del Norte dejara de hacer pruebas de armamento si Estados Unidos y Corea del Sur paraban sus ejercicios militares anuales. Estados Unidos no comentó nada al respecto.

Esta es la cuarta prueba de armamento que realiza el gobierno de Corea del Norte, desde que el presidente Donald Trump tomó posesión en enero de este año. A mediados de marzo la nación asiática advirtió que atacaría “sin piedad” a Estados Unidos si quebrantaba su soberanía.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur condenó la prueba del misil, mientras que el secretario de Estado Tillerson, dijo que “Estados Unidos ha hablado suficiente sobre Corea del Norte. No tenemos más comentarios”.