En serie de Nexflix, convierte Kate del Castillo su relación con El Chapo

La actriz mexicana cuenta su versión sobre el famoso encuentro con el capo y Sean Penn Otros

10 octubre 2017, 7:50 pm

ELENA REINA
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Sean Penn lo hizo primero. Pocas horas después de conocer la noticia de que el narco más poderoso del mundo había caído por tercera vez, el actor y director de Hollywood se frotaba las manos. Penn publicó ese día un artículo que desvelaba uno de los aspectos más increíbles de todos los que rodearon la detención de Joaquín El Chapo Guzmán: en plena fuga, con el Ejército mexicano y la DEA pisándole los talones, el capo se había tomado el tiempo de reunirse con él y Kate del Castillo para negociar una película sobre su vida. Y aunque ella —clave en aquel encuentro—dijo sentirse “traicionada” por el texto de Penn, casi dos años después ha conseguido transformar aquella relación en una de las apuestas más fuertes de Netflix este mes.

“Mi única protección es esta cámara”, confiesa enigmática Del Castillo en un breve avance de la serie documental de tres capítulos que se estrena la plataforma a nivel mundial el próximo 20 de octubre. En ella promete contar su versión de lo que pasó aquel 2 de octubre de 2015, pero también de todo lo que se vino gestando durante tres años antes.

Una relación de confianza con el criminal en la cárcel, primero, y con un capo a la fuga, después, que le costaría la persecución de la Justicia mexicana hasta tal punto de no poder regresar a su país todavía. La Fiscalía le abrió varias investigaciones a Kate relacionadas con un posible delito de lavado de dinero proveniente del Cartel de Sinaloa, bien a través de una inversión en su marca de tequila o por las ganancias de la producción de la película autobiográfica. Y esa batalla legal aún no ha concluido.

Todo comenzó con un tuit. En enero de 2012, en plena guerra contra el narco. Del Castillo afirmó públicamente que confiaba más en El Chapo que en el Gobierno. “No sería maravilloso que usted empezase a traficar con amor”, se preguntaba en un tono extrañamente ingenuo. Y las palabras no cayeron en saco roto. Mientras medio México se volcó contra ella, el aludido le enviaba flores desde la prisión de máxima seguridad de El Altiplano.

Y así arrancó una relación enredada entre correos encriptados y cartas manuscritas, que proseguiría después de fugarse a través de un túnel de aquella prisión y duraría hasta poco antes de la captura del narco, la tercera y hasta ahora definitiva. Pero antes de aquello, mientras estaba escondido en las montañas de Durango, decidió dar un paso adelante: encontrarse con la actriz que encarnó a La Reina del Sur.

El hombre más buscado del planeta estaba dispuesto a abrirle las puertas de su casa. Los emails que se enviaban fueron leídos por las fuerzas de seguridad mexicanas. En los correos, él la llamaba Hermosa y Dama.

— Amiga, si tú traes vino, yo lo tomaré. No soy tomador, pero como va a ser tu presencia algo hermoso, tengo muchas ganas de conocerte. Y llegar a ser buenos amigos. Eres lo mejor de este mundo. Ten fe que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos.

— Te confieso que me siento protegida por primera vez. Ya sabrás mi historia cuando tengamos tiempo de platicar, pero por alguna razón me siento segura y sé que sabes quién soy, no como actriz o persona pública, sino como mujer. Llevaré mi tequila para compartirlo contigo, porque es un sueño que ya me tocaba cumplir.

“Sentía que tenía en mis manos algo que nadie más tenía”, revela Kate sobre aquellas conversaciones en el avance de la nueva serie presentado este martes. “Iba asustadísima”, añade sobre el momento previo al encuentro.

Cuando conocí al Chapo: La historia de Kate del Castillo será la versión definitiva de la actriz contada en tres partes, con información exclusiva y material nunca visto. Está dirigida por Carlos Armella —director de algunos episodios de Club de Cuervos— y producida por David Broome, Yong Yam y la propia Kate del Castillo a través de la productora que lleva su nombre.