Inflación podría superar las expectativas: CEESP

Conforme el comportamiento de los precios, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado aseguró que las estimaciones de Banxico lucen poco probables para 2018.

10 abril 2017, 2:54 pm

LETICIA HERNÁNDEZ
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- La inflación de marzo alcanzó su mayor nivel desde 2009 con lo que aumenta la posibilidad de que la meta del 3.0 por ciento establecida por el banco central se alcance más allá del 2018, con su consecuente impacto en el poder adquisitivo de la población, estima el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El aumento del precio de los combustibles y la depreciación del tipo de cambio a principios del año ya se reflejan claramente en la evolución de los precios al consumidor, lo que es una de las principales preocupaciones del Banco de México y una de las razones de la decisión del instituto central para elevar las tasas de interés.

Con el aumento de 0.61 por ciento en los precios al consumidor,-resaltando el alza del rubro de mercancías, especialmente de las no alimenticias, donde incide de manera importante el movimiento del tipo de cambio-, la inflación anual se elevó 5.35 por ciento, la más alta desde 2009.

“Este comportamiento de los precios aumenta la posibilidad de que al cierre del año la inflación pueda superar las expectativas de los especialistas, que de acuerdo con el más reciente sondeo del Banco de México es de 5.56 por ciento”, señala el reporte semanal del centro de estudios y agrega la posibilidad de que la convergencia hacia el objetivo de 3.0 por ciento se retarde más allá del 2018, con un consecuente impacto negativo en el poder adquisitivo de los salarios.

Respecto al balance de las finanzas públicas, el CEESP recomienda que los ingresos adicionales que el sector público obtuvo en los dos primeros meses del año, deberían canalizarse al saneamiento de la deuda y no utilizarse en gasto.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indican que los ingreso generados en el lapso de enero y febrero sumaron 759 mil 130.3 millones de pesos, cifra 6.9 por ciento superior al mismo periodo del año anterior y que rebasa en 47 mil 292.4 millones de pesos a lo pronosticado.

Las operaciones del sector público en los dos primeros meses del año resultaron deficitarias en 31 mil 543.6 millones de pesos, poco menos de la mitad del déficit reportado el año pasado de 70 mil 096.7 millones de pesos.

Puede ir generando una percepción más favorable sobre las acciones para fortalecer las finanzas del país, el registro de un superávit primario equivalente a 39 mil 683.6 millones de pesos, casi la mitad del objetivo para todo el año de un superávit de 78 mil 190.6 millones de pesos, que como porcentaje del PIB representa 0.4 por ciento.

“Ese objetivo de balance primario es relevante, pero no es suficiente para lograr que la deuda pública tenga una disminución importante. El CEESP ha señalado que para lograr que las deuda del país se mantenga como proporción del PIB, se requiere un superávit primario de aproximadamente 1.4 por ciento del PIB, lo que significa 291 mil 841 millones de pesos.

Si bien hay un mejor desempeño de las finanzas pública, aún existen factores que pueden incidir negativamente en el transcurso del año. Uno de ellos es la tasa de interés más alta, lo que impactará en el costo financiero de la deuda, que es uno de los principales rubros que propician un mayor gasto. El Fiananciero