Tercera guerra mundial es más probable que desaparición del TLCAN: Krugman

El Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, dijo que el análisis se explica porque es más probable que Estados Unidos inicie una confrontación militar con Corea del Norte o algún estallido en el mar del Sur de China, que ver cambios profundos en el TLCAN.

25 marzo 2017, 7:41 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

TOLUCA.- Para el Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, es más probable que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, provoque una tercera guerra mundial antes de que desaparezca el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Así lo dijo durante su participación en la convención nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), realizada el jueves y este viernes en la ciudad de Toluca.

“Pienso que las probabilidades de que Trump inicie una tercera guerra mundial son de alguna manera más altas que sus probabilidades de revocar el TLCAN”, dijo Krugman.

Este análisis, explicó el economista, se debe a que resulta más fácil imaginar una confrontación militar con Corea del Norte o algún estallido en el mar del Sur de China en el siguiente año, que ver cambios profundos al TLCAN.

“Ahora, sobre qué cosa llegaría primero (un conflicto en Asia o que desaparezca el TLCAN), creo que la política exterior y estos asuntos son más cercanos y por supuesto mucho más preocupantes”, dijo Krugman.

Como argumentos a este planteamiento, Krugman explicó que Washington se está dando cuenta de lo complejo que es la relación y estructura económica de Estados Unidos en relación con México y Canadá. Además, agregó que aún faltan decenas de nombramientos importantes en EU, quienes son los encargados de llevar a cabo la política comercial en Estados Unidos.

Sin embargo, reconoció que sí se podrán ver cambios mínimos en el tratado, puesto que ese ha sido uno de los ejes de la Casa Blanca y sería vergonzoso que no se lograra nada en ese sentido.

“A lo mejor (al término de las negociaciones) tendremos algo (un tratado) con cambios pequeños. La solución ideal al asunto del tratado comercial es que con todas las reuniones que se han tenido y las negociaciones (que se tendrán) es que aparezcan cambios (en el TLCAN), pero que tendrían casi nada de implicaciones económicas, pero permitirán decir ‘ven cambié el NAFTA, miren que duro soy’ y eso podrá ser el final feliz de la historia”.

Sin embargo, el economista también dijo que siempre hay un riesgo latente que puede impactar a la región, sobre todo para México, cuya economía depende de la estadounidense.

“No se si vaya a pasar, pero siempre hay espacio para comportamiento errático de forma unilateral por parte del gobierno estadounidense, por lo que no lo puedes descartar, pero ahorita no veo un caso convincente para ver un cambio dramático en la política comercial”, dijo Krugman. El Financiero