Sigue la polémica; con números de serie ayudarían a autenticar jersey de Tom Brady

MeiGray Group ha autenticado jerseys de la NBA, la NHL y la NFL. Meisel explicó que, en la mayoría de los casos, se pide a la firma comprobar la autenticidad de camisetas que los deportistas obsequian durante los partidos. Pero aún en esos casos, se cotejan fotografías.

22 marzo 2017, 8:25 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

BOSTON.- Las autoridades creen que han recuperado el jersey que desapareció del casillero de Tom Brady después del Super Bowl. Ahora, hay que dar un paso para determinar si la prenda hallada es efectivamente la que vistió el quarterback en el encuentro del mes pasado.

¿Cómo se conseguirá eso? Con un trabajo detectivesco a la vieja usanza.

Expertos en el negocio de las reliquias deportivas, incluido uno que ha trabajado directamente con equipos de la NFL, explican que el tedioso procedimiento requiere comparar fotos y videos que capten la forma en que la prenda se fue manchando y desgastando durante el partido. La camiseta hallada en México, tiene por ejemplo grandes manchas verdes, al parecer producidas por el roce con el césped.

Asimismo, se compararán números de serie de las prendas entregadas al equipo, y se buscarán otras medidas de autenticación que suelen incorporarse en las camisetas.

“Cada jersey es como una huella dactilar, no hay dos iguales”, dijo Bary Meisel, presidente del MeiGray Group, que ha autenticado reliquias deportivas desde 1997. “Están cosidos a manos, llenos de tierra, lodo, manchas, tallones y quemaduras. Cuando uno mira un jersey después de un partido, es único”.

El portavoz de la NFL, Brian McCarthy, se negó a hablar el miércoles sobre el proceso de autenticación, por motivos de seguridad. En un correo electrónico, se limitó a señalar que “hay numerosos procedimientos que se utilizan”.

El FBI no ha emitido comentarios sobre los métodos usados.

La camiseta de Brady fue robada de los vestuarios de los Patriots el 5 de febrero, tras la victoria sobre los Falcons de Atlanta en el Super Bowl. Ello desató una investigación que se extendió de Boston a México.

En colaboración con investigadores estadounidenses, las autoridades mexicanas obtuvieron una orden para allanar la casa de Martín Mauricio Ortega, quien hasta mediados de este mes era director del tabloide La Prensa. De acuerdo con algunos colegas, Ortega acudió al Super Bowl con una acreditación de prensa, pero se jactó de que no estaba ahí para trabajar, sino como fanático.

Las autoridades recuperaron el jersey, junto con otra camiseta de Brady, desaparecida después del Super Bowl de 2015. Un casco de un jugador de los Broncos de Denver, presumiblemente Von Miller, fue descubierto también en la vivienda de Ortega, quien renunció a su empleo dos días después del allanamiento, pero no ha sido acusado no ha emitido declaración alguna.

MeiGray Group ha autenticado jerseys de la NBA, la NHL y la NFL. Meisel explicó que, en la mayoría de los casos, se pide a la firma comprobar la autenticidad de camisetas que los deportistas obsequian durante los partidos. Pero aún en esos casos, se cotejan fotografías.

El encargado de la autenticación utiliza fotos y videos del partido para comparar manchas, rasgaduras y abrasiones que se presentan en la prenda durante el encuentro.

Alguna vez, un coleccionista pidió que la empresa autenticara un jersey que, según una casa de subastas, fue usado por Bobby Orr, la noche en que los Bruins de Boston ganaron la Copa Stanley de 1972, en el hockey sobre hielo.

Las fotos que mostraban a Orr bebiendo de la Copa en los camerinos después del encuentro se utilizaron para probar que la prenda era real, al comparar marcas y costuras.

En la era digital, el proceso se facilita, con un mayor número de evidencias.

“En el caso de los jerseys de Brady, tienes literalmente millones de documentos visuales del Super Bowl”, dijo Meisel.

Hay también cualidades específicas que distinguen el equipo usado en un partido de la NFL. Meisel aclaró que nunca ha trabajado con los Patriots, pero explicó que los equipos emplean números únicos de serie que se colocan en diferentes partes del uniforme.

Troy Kinunen, presidente de Memorabilia Evaluation and Research Services, dijo que el caso de Brady llamará más la atención sobre la industria autenticadora.

“Es una historia loca”, consideró. “Si tuviera que adivinar, diría que los jerseys han sido robados de los vestuarios desde hace 100 años. Pero no había tanto valor ahí. Ahora se emprendió una búsqueda nacional por el valor asociado con esto”. Fuente AP