Desconfianza y corrupción característica de la policía de ‘Alito’

En el Índice de Desarrollo Policial, de Causa en Común, Campeche ocupa el lugar 14 entre las 32 entidades federativas, y en una encuesta, 63.7% de los agentes campechanos consideran que la sociedad desconfía de ellos y 43%, que hay corrupción en su corporación, principalmente de mandos medios y altos.

14 noviembre 2017, 7:15 pm

DANIEL SÁNCHEZ
ORO NEGRO

CAMPECHE.- La organización civil Causa en Común puso en evidencia a Alejandro Moreno Cárdenas y su policía “mejor preparada del país”, al revelar que el 63.7 por ciento de los agentes campechanos considera que la sociedad desconfía de ellos y el 43 por ciento opina que en la corporación policiaca hay corrupción, principalmente de sus mandos medios y altos.

Al dar a conocer el estudio Índice de Desarrollo Policial, la agrupación también aseguró que Campeche ocupa el décimo cuarto lugar entre las 32 policías estatales del país, con una calificación de -38 puntos, en una escala que va del -100 al 0, siendo 0 la mejor calificación posible y -100 la peor. Para determinar este Índice, se evaluó la carrera policial, la certificación, la profesionalización, la seguridad social y el régimen disciplinario.

El estudio incluye una encuesta denominada ¿Qué piensa la Policía? 2017, en la que los agentes campechanos identificaron que pagan o han pagado de sus bolsillos la reparación de patrullas, en un 25.5 por ciento; un 31 por ciento, la papelería para informes; 24.1 por ciento, las fornituras; el 35.2 por ciento, las botas, y el 30.3 por ciento, los uniformes.

Los efectivos de la Secretaría estatal de Seguridad Pública también aseguraron que un 35.8 por ciento presencia discriminación en su entorno laboral; un 36.9 por ciento, humillación; acoso sexual, 16.1 por ciento, y 15.6 por ciento, abuso físico.

Los elementos policiacos denunciaron también haber sido utilizados en tareas electorales, un 33.1 por ciento, o para fines personales de sus superiores o sus familiares, un 17.9 por ciento, incluso el 4.8 por ciento confió haber realizado espionaje de actividades políticas de personas.

Los agentes campechanos opinaron también en casi un 50 por ciento que nada ha cambiado con la intervención de las fuerzas armadas en labores de seguridad, otro tanto, el 80.9 por ciento, considera que son discriminados por la sociedad.

La mayoría de los policías, el 54.5 por ciento, cree que las evaluaciones de confianza han servido para dar de baja, en forma errónea, a buenos elementos, y el 34 por ciento, opina que ha servido para dar de baja a malos elementos.

Los efectivos policiacos consideran también que la corrupción se da en los mandos bajos, en un 17.2 por ciento; en los mandos medios, 36.6 por ciento, y en los mandos altos, 27.6 por ciento.
“Limitado”, estado de fuerza de la policía estatal

En el marco del Programa de Acompañamiento Ciudadano al Desarrollo Policial, Causa Común también llevó a cabo un ejercicio de investigación cualitativo basado en la aplicación de entrevistas con funcionarios y policías.

El objetivo fue obtener información clave sobre los retos que enfrentan las instituciones de seguridad pública.

Entre las conclusiones para Campeche, destaca que “el estado de fuerza de la policía estatal es limitado. Se requiere incrementarlo y de esta manera, poder implementar la escala terciaria, así como los mecanismos correspondientes a ascensos y promociones. Esto también permitiría tener un mejor esquema de horarios”.

“Para que exista una carrera policial es necesario implementar los mecanismos de ascensos que marca la ley”, agrega y señala que “sería pertinente que se instituyera una Academia o Instituto de formación policial, que funcione como tal y no únicamente como prestadora de servicios”.

La organización civil también expresa que “es necesario garantizar la independencia entre la Unidad de Asuntos Internos y el Consejo de Honor y Justicia” y que “es necesario incrementar el número del personal que labora en la Unidad de Asuntos Internos”.

Ni en la carrera policial, ni en la profesionalización, ni en régimen disciplinario, ni en seguridad social, Campeche tiene alguna de las mejores prácticas identificadas.