Contrabando y traición en México: ellos son los narcos que delataron a Beltrán Leyva

7 abril 2017, 10:16 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

NUEVA YORK.- Hoy sabemos que Alfredo Beltrán Leyva considerado uno de los capos más poderosos de la historia del narcotráfico en México, fue condenado a cadena perpetua por las autoridades de Estados Unidos, pero para que esto sucediera, un cuarteto de narcos mexicanos y colombianos lo delató.

Al contrario de lo que se podría pensar no eran sus enemigos: fueron sus antiguos socios. El propio juez que sentenció a Beltrán Leyva, también conocido como Mochomo, se dijo confundido, cuando agentes de la Fiscalía Federal de Columbia le informaron quiénes testificarían en su contra.

Y es que el entramado de traiciones entre cárteles mexicanos es habitual una vez que están presos en Estados Unidos, utilizan como moneda de cambio la información que poseen. Muchas veces a cambio de reducir sus penas, son capaces de delatar a quienes alguna vez fueron sus aliados.

En este caso, el testigo clave en contra de Alfredo Beltrán Leyva, reconocido como uno de los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva surgido en Sinaloa, fue Jesús Ray Zambada, hermano del actual líder del Cártel de Sinaloa, Ismael ‘El Mayo’ Zambada. Los Beltrán y los Zambada, fueron desde de la década de los 90 grandes amigos, hasta que se tejió la primera traición.

Durante la audiencia preliminar, la Fiscalía de EE.UU. dijo que además de amigos, ambos bandos, fueron socios en el negocio del tráfico de estupefacientes.

“Cuando llegaba un cargamento de hasta 10.000 kilos de droga, podía entrar en uno de los puertos controlado por el ‘Chapo’ Guzmán, que llegaba para el acusado (Alfredo Beltrán Leyva) y sus socios. El cargamento se enviaba a Culiacán, y después era trasladado a EE.UU.”, dijo la Fiscalía del Distrito de Columbia.

Fueron socios desde los años noventa hasta el día de la detención de Alfredo Beltrán Leyva en enero del año 2008, cuando su familia acusó a ‘El Chapo’ de haber informado a las autoridades mexicanas el lugar donde se encontraba escondido. Ahí iniciaría la ruptura.

VICE News consultó 248 documentos del juicio que inició el 17 de noviembre del 2014, cuando fue extraditado por el gobierno mexicano a Washington, por los delitos de tráfico de cocaína y metanfetaminas. Beltrán traficó droga a ese país durante 12 años (de 1996 hasta el año 2008) en que fue detenido por las autoridades mexicanas en su natal Culiacán, la capital de Sinaloa, un estado mexicano donde se cultiva y produce la mayor parte de la droga del país.

Esto le valió para que el juez Richard J. León le incautara una cantidad inédita a un criminal mexicano: 529 millones de dólares, derivados de sus ganancias por traficar droga a EE.UU.

Antiguos socios, hoy enemigos

Una transcripción de febrero del año 2016, recientemente desclasificada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, revela quiénes fueron los testigos claves que presentó el gobierno de ese país para ahora sentenciar a Beltrán Leyva a una condena sin precedentes en la historia del narcotráfico mexicano.

La Fiscal de ascendencia argentina Andrea Goldbarg, fue la encargada de poner tras las rejas al poderoso narcotraficante y también quien consiguió que otros narcos lo delataran.

Fueron cuatro los testigos claves: Jesús Ray Zambada, operador del cártel de Sinaloa, y cuatro colombianos entre los que se encuentran Juan Carlos Ramírez ‘El Chupeta’, líder del cártel del Valle, Germán Pérez Ocampo, del mismo cártel, y Elkin Caldas, quien trabajaba para el Cártel del Norte de Cali.

Captura de pantalla del documento donde se estipula la cantidad de dinero que tendrá que pagar. (Imagen vía VICENews).

La Fiscal los presentó así “aquí tenemos testigos, como he dicho, que conocieron al acusado de primera y saben sobre los túneles que utilizó, los métodos que utilizó para cruzar droga”.

Antes el juez quiso dejar claro a cambio de qué iban a delatar a Alfredo Beltrán los otros narcotraficantes y preguntó: “¿van a hacer algún trato con los testigos?”. La Fiscalía contestó que si. Pactaron con el gobierno de EE.UU.

La Fiscal Andrea Goldman explicó que Juan Carlos Ramírez —un narcotraficante que fue detenido en Brasil al que apodaban ‘El Chupeta’ y conocido por operarse cada uno de los órganos de su cara— había hecho transacciones con Beltrán que quedaron plasmadas en un libro de contabilidad en el que registró cada uno de sus movimientos.

Mientras que German Pérez, cuñado y mano derecha del ‘El Chupeta’, se enteró de todas las compras de droga que hizo Beltrán con el cártel Del Valle, que según la Fiscalía, “era una fuente de suministro para el acusado y la organización del narcotráfico”.

Elkin Caldas por su parte, trabajaba para la organización liderado por el narcotraficante Ramón Pérez Quintero, líder del cártel del Norte de Cali y documentó todos los movimientos de Beltrán con su jefe.

“Su Señoría, su papel era ser el contador, por lo que mantuvo el registro de la organización. Pero también fue uno de sus principales lugartenientes que participó en los envíos de droga. Así que él también tiene conocimiento de primera mano de lo que hizo Beltrán Leyva”, dijo la Fiscal.

La sentencia está impuesta: cadena perpetua, incautación de sus bienes por 529.200 millones de dólares y una multa de 5.000 dólares. Pero aún no se sabe a que cárcel será trasladado el narco mexicano. Lo que es que un hecho es que su abogado defensor apeló el día de ayer la decisión del juez.

Sin embargo la Corte insiste en que Beltrán Leyva mandó “caravanas” de aviones con cocaína a EE.UU con aproximadamente 10.000 kilos de droga. VICE News