Moreira niega relación con “El Mono”… pero una fotografía los muestra estrechándose la mano

Muñoz Luévalo, “El Mono”, fue detenido en España el año pasado, acusado de estar implicado en el tráfico de drogas que Los Zetas introducían en Estados Unidos y Europa, y también se le acusa de poseer armas de fuego adquiridas al cártel y de lavar dinero a través de la organización que dirigía desde su domicilio en Madrid.

1 febrero 2017, 9:34 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Humberto Moreira Valdés, exgobernador de Coahuila y expresidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha negado siempre toda relación con Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano, enjuiciado en España como narcotraficante, pero una fotografía los muestra sonrientes y estrechándose la mano.

La imagen es de mayo de 2005, cuando Moreira era alcalde de Saltillo y estaba perfilado ya como candidato priista a gobernador de Coahuila, cuya elección ganó y gobernó la entidad hasta marzo de 2011, cuando solicitó licencia para irse a presidir el PRI nacional por impulso de Enrique Peña Nieto.

La fotografía fue publicada en la sección de Espectáculos del diario “La Palabra”, perteneciente al Grupo Reforma –que edita El Norte en Monterrey y Reforma en la Ciudad de México–, con fecha del 15 de mayo de 2005.

La plana donde aparecen Muñoz y Moreira. La plana donde aparecen Muñoz y Moreira.

“El Mono” Muñoz también estableció relaciones de negocios con Alejandro Herrera Hinojosa, sobrino del exjefe del Ejecutivo panista Felipe Calderón, quien a su vez exoneró a Moreira Valdés de toda responsabilidad, según ha declarado éste de manera reiterada.

Herrera Hinojosa, el cual se asoció en un restaurante con “El Mono” Muñoz, es hijo de María Antonieta Hinojosa, prima de Calderón y funcionaria de su gobierno, y su colaboradora desde que era candidato presidencial.

Muñoz Luévalo, “El Mono”, fue detenido en España el año pasado, acusado de estar implicado en el tráfico de drogas que Los Zetas introducían en Estados Unidos y Europa, y también se le acusa de poseer armas de fuego adquiridas al cártel y de lavar dinero a través de la organización que dirigía desde su domicilio en Madrid.

Dueño de varias gasolineras, el empresario Muñoz Luévano también es investigado en Estados Unidos por su relación con el empresario Rolando González Treviño, quien en 2014 se declaró culpable de mover fondos de cuentas del gobierno de Coahuila, cuando Moreira era gobernador y lo vinculó al cártel de Los Zetas.

A inicios de este mes el Consejo de Ministros de España autorizó la extradición de Muñoz a México.

Moreira, quien tuvo que renunciar a la presidencia del PRI en diciembre de 2011 ante las acusaciones de endeudar con más de 30 mil millones de pesos a Coahuila, siempre ha negado cualquier relación con “El Mono” Muñoz y ha cumplido amenazas de demandar a los periodistas que lo vinculen con él.

El 18 de marzo de 2016, después de haber sido detenido y liberado en España, Moreira emitió un comunicado al respecto:

“Conforme declaré ante el Sr. Pedraz, el Juez Central que investiga la causa, no tengo ninguna relación con el Sr. Juan Manuel Muñoz Luevano (sic). Soy el principal interesado en que se esclarezcan los hechos que se están investigando en el Juzgado Central de Instrucción nº 1 y, por ello, presenté numerosa documentación que no sólo acredita la legalidad de mis recursos económicos sino también mi absoluta falta de vinculación con la organización de los Zetas u otra organización criminal”.

Agregó: “Dicha documentación fue valorada por el Juez competente, el Sr. Pedraz, que acordó el pasado día 9 de febrero el sobreseimiento y archivo de la causa respecto de mi persona en la investigación, por entender que no consta en la causa dato alguno en orden a la pertenencia a una organización criminal.

“Lo publicado por distintos medios de comunicación no sólo no se ajusta a la verdad sino que conscientemente incluye términos y afirmaciones falsas que buscan dañar la honorabilidad de mi persona al omitir, en todo momento, lo más importante: que el Juez que instruye la causa considera que no tengo relación alguna con los hechos que se investigan.

“Por ello, ejercitaré todas las acciones legales que en derecho correspondan, incluidas aquellas de naturaleza penal”. PROCESO