Retoma Yáñez Oceanografía

17 enero 2018, 5:36 pm

DARÍO CELIS
ORO NEGRO

Ayer el Consejo de la Judicatura publicó la sentencia que salió apenas el 12 de enero, en la que el famosísimo juez Felipe Consuelo Soto aprobó un nuevo convenio de la mayoría de los acreedores reconocidos y que propuso el síndico de la quiebra, Sergio Hermida.

Con esta sentencia se terminan casi cuatro años de litigio iniciados por la PGR en tiempos de Jesús Murillo y a instancias de Pemex, entonces dirigido por Emilio Lozoya Austin. El detonante fue una denuncia que presentó Citibanamex por un supuesto fraude que todavía no se logra documentar.

Con ello Oceanografía se coloca en la antesala del levantamiento de la quiebra y lo extraordinario es que su fundador y principal accionista, Amado Yáñez, está a un tris de recuperar el control de la compañía, lo que no se había visto antes: que tras una quiebra los dueños originales rescaten su negocio.

Yáñez pretende normalizar las operaciones de Oceanografía: retomará actividades con una flota de 15 barcos de un total de 52 que este proveedor de Pemex llegó a tener hasta antes de que cayera en desgracia. El objetivo es ofrecer servicios a las nuevas petroleras que están llegando vía los farmouts.

Lo que aún quedan pendientes son las acciones iniciadas en contra de Citibanamex y su área fiduciaria, por las que Oceanografía solicita la entrega del IVA que cobraron de las facturas debidamente pagadas por Pemex y que suman poco más de dos mil millones de pesos.

También se le reclama al banco que lleva aquí Ernesto Torres entregue a favor de los trabajadores las cantidades millonarias que cobró desde febrero de 2014 y hacia delante, no obstante argumentar que había sido sujeto de fraude y que no recibió pago de las facturas generadas por la naviera.

En el equipo legal y artífice de esta victoria, Fernando Martínez de Velasco, están ciertos que aún hay mucho por hacer para posicionar en el mercado la nueva Oceanografía, recuperar fuentes de trabajo y principalmente pagarle a los trabajadores los montos adeudados, sueldos y demás prestaciones.

ICA PERFILA

El próximo viernes vence el plazo para que los acreedores reconocidos de ICA presenten observaciones al convenio definitivo de reestructuración. Hasta ahora no ha habido sobresaltos en este proceso que se lleva en el Juzgado 12 en Materia Civil.

Acto seguido, el conciliador Thomas Heather tendrá un par de semanas para aplicar los cambios que procedan y firmar el convenio, lo que se estima estará listo a finales de enero. La masa a reestructurar asciende a 68 mil millones de pesos, de los que 38 mil millones es deuda común. El juez concursal, Francisco Peñaloza Heras, al igual que el Ifecom, de María Esther Sandoval, han facilitado el camino a la constructora que preside Bernardo Quintana.

ORO NEGRO

El concurso mercantil que continúa en etapa de visita es el de la empresa de servicios petroleros Oro Negro, de Gonzalo Gil y José Antonio Cañedo White.

La firma, recordará, arrastra una colosal deuda de 950 millones de dólares con bonistas internacionales, entre ellos Maritime Finance, Jupiter y Geveran Trading, esta última donde por cierto está invertido el regiomontano David Martínez. En este expediente hay una queja recurrente contra el conciliador designado por el Ifecom, Enrique Estrella Menéndez, a quien se acusa de no tener una posición imparcial y de plegarse a los intereses de la concursada desde que en septiembre pasado inició este otro proceso en el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil a cargo de Raúl Angulo.

SE CAE UNIFIN

La operación que se cayó en diciembre fue la venta de Unifin. El grupo de control que encabeza Rodrigo Lebois se fue muy alto en sus expectativas y al final las manifestaciones que recibió JP Morgan, de Eduardo Cepeda, se quedaron abajo.

La intermediaria tenía una valor de capitalización de unos 21 mil millones de pesos y se pretendía una cifra arriba de ese múltiplo. Entre los finalistas estuvieron Scotiabank, que comanda Enrique Zorrilla; Banorte, de Carlos Hank González, y un consorcio de inversionistas financieros. Como sea la empresa dirigida por Luis Barroso logró en noviembre capitalizarse con dos mil millones de pesos, recursos que le permitirán sortear un crecimiento en este complicado 2018.

ALPHACREDIT

Alphacredit, que dirigen Augusto Álvarez y José Luis Orozco, emitió en la Bolsa de Valores de Singapur un bono de 300 millones de dólares. Los colocadores fueron Barclays, Credit Suisse y UBS.

Esta firma basada en México posee fortalezas como resultados operativos y financieros estables, sumado a la experiencia de sus accionistas, equipo directivo y gobierno corporativo. Alphacredit opera actualmente en México y Colombia, donde ofrece créditos al consumo vía descuento por nómina, así como financiamiento a Pymes a través de los servicios de factoraje y arrendamiento. Tan sólo en México supera ya las cien sucursales y los dos mil 500 agentes a lo largo de todo el territorio nacional.