Impunidad en el 99.7% de los casos de agresiones a los periodistas

México es uno de los países en el mundo con mayor riesgo para ejercer el periodismo. Los 39 periodistas asesinados en la actual administración son una muestra, pero lo realmente grave –y que genera que los ataques continúen– es la impunidad: 99.7 por ciento de los delitos cometidos en contra de reporteros y medios de comunicación no reciben ningún castigo.

28 diciembre 2017, 2:06 pm

JUAN LUIS GARCÍA HERNANDEZ
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.– Las agresiones y asesinatos de periodistas en México quedan impunes prácticamente en su totalidad y aún así miles de jóvenes se matriculan cada año en esta carrera, y son los hijos de los reporteros asesinados –también jóvenes– quienes no dejan de levantar la voz para se haga justicia en uno de los países más peligrosos para la prensa.

Los datos sobre la matrícula a las carreras de periodismo difieren, sin embargo. Algunos reportan una baja en los estudiantes que quieren ser periodistas; otros académicos dicen que el riesgo sí atemoriza, pero no inhibe el deseo de servir a su comunidad desde los medios. Como sea, en lo que coinciden es que la impunidad y los asesinatos de colegas ha generado la duda sobre estudiar o no periodismo.

El martes de la semana pasada fue asesinado el reportero Gumaro Pérez Aguilando, reportero de La Voz del Sur. Con él suman 39 los periodistas ejecutados en lo que va del sexenio. Frente a esta cifra de horror, hay otra que propicia que este tipo de crímenes sean repetidos: el 99.7 por ciento de los delitos contra periodistas quedan en la impunidad, de acuerdo con los conteos de Artículo 19 en su informe “Libertades en Resistencia”, presentado en abril.

“Esto está motivando a que cualquier funcionario o policía haga esto sin consecuencias”, expuso Jorge Sánchez, hijo del periodista Moisés Sánchez, quien fue asesinado en enero del 2015.

En lo que va del sexenio han sido asesinados ocho periodistas en Veracruz y el caso de Moisés Sánchez se mantiene bajo la impunidad. A casi tres años de que fuera raptado de su casa en la comunidad El Tejar, municipio de Medellín de Bravo, las autoridades han detenido a tres policías, pero ninguno ha sido sentenciado.

“Nosotros tenemos que, además de exigir justicia, cuidarnos de las autoridades porque lo que están buscando es darle carpetazo al caso. No hay un interés real de que se haga justicia”, expuso el hijo del periodista.

En abril, la organización internacional Artículo 19 documentó, 426 agresiones a la prensa, de las cuales el 53 por ciento fueron perpetradas por agentes del Estado.

Asimismo, expuso que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) sólo alcanzó tres sentencias condenatorias entre 798 averiguaciones previas por agresiones a periodistas.

CONSULTA REPORTE COMPLEO EN: http://www.sinembargo.mx/26-12-2017/3365400