CJNG paga 100 mil por cada policía que participó en la masacre de Temixco

La manta fue localizada en uno de los puentes de la autopista del Sol, donde se culpa y reclama al jefe policiaco por la masacre de cuatro mujeres, un adolescente y una bebé, en un domicilio de la colonia Rubén Jaramillo, en Temixco, el pasado 30 de noviembre.

7 diciembre 2017, 10:49 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CUERNAVACA.- Una manta que pareció en Morelos, que podría ser del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), acusó directamente a Jesús Alberto Capella Ibarra, titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), de ser el responsable de la masacre de Temixco, y también ofrece 100 mil pesos “por cada cabeza de policía Morelos o Mando Único”.

La manta fue localizada en uno de los puentes de la autopista del Sol, donde se culpa y reclama al jefe policiaco por la masacre de cuatro mujeres, un adolescente y una bebé, en un domicilio de la colonia Rubén Jaramillo, en Temixco, el pasado 30 de noviembre.

En la manta se lee, en letras rojas, el nombre de Capella Ibarra y continúa textualmente: “hijo de su puta madre te pasaste de verga matando gente inocente ordenaste a la bola de pendejos q hicieron tu trabajo sucio pero ni eso pueden hacer bien ya están todos tus putitos policías ubicados que se pasaron de verga con la gente de temixco”.

La leyenda cita a los jefes policiacos: “Jose Abdiel Martinez Leana, Pedro Gómez Valeriano, Fernando Medina Bahena, Arturo López Borja y tus comandantes, Lauro Dave Aquiles, Veledias Alfa 8 y el puto Pegaso (sic).”, como involucrados en los hechos de Temixco, a quienes les dicen: “llegamos para quedarnos”.

Finalmente, ofrecen como Cartel Jalisco Nueva Generación “y a la ciudadanía inconforme se le comunica $100,000 pesos por cada cabeza de un policía Morelos o Mando Único”.

Mientras tanto, el diputado federal priista, Matías Nazario Morales y el senador independiente Fidel Demédicis Hidalgo, demandaron formalmente, por separado, la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR), e incluso la atracción del caso Temixco.

Y es que, “una fiscalía que en los hechos ha demostrado ser una dependencia bajo el mando del Comisionado Estatal de Seguridad Pública no puede conducirse con imparcialidad y profesionalismo en este caso. Hace tiempo que los ciudadanos hemos perdido la confianza y la credibilidad en nuestras instituciones encargadas de la seguridad pública y la procuración de justicia”, sostuvo Nazario Morales, en su documento.

Demédicis Hidalgo coincidió en la solicitud formal en que el hecho de que sea la fiscalía la que investigue los hechos, provoca “condiciones y circunstancias que garanticen objetividad, imparcialidad, eficiencia y eficacia dentro de la investigación”. Pero va más allá, señala que al final de la cadena de mando, el superior jerárquico tanto del comisionado como del fiscal, es el gobernador Graco Ramírez.

En tanto, Capella Ibarra presumió una fotografía en redes sociales en las instalaciones de la Comisión Nacional de Seguridad, en la que aparece con el titular de esa dependencia, Renato Sales Heredia.

La imagen es acompañada de un mensaje en el que agradece el “respaldo institucional y el apoyo operativo”.

“Agradezco el respaldo institucional y el apoyo operativo de la @CNSeguridadmx y su titular Renato Sales para atender el tema de Temixco e investigar amenazas contra compañeros policías y sus familias”.

El pasado 30 de noviembre, elementos de la Policía del Mando Único de Morelos irrumpieron en varios domicilios, en donde realizaron detenciones.

Según las distintas versiones, en la tercera vivienda, en la calle Francisco I. Madero, ocurrió una balacera que dejó como saldo el asesinato de cuatro mujeres, un adolescente y una bebé, así como otros menores heridos.

Las circunstancias en las que ocurrió la masacre no han sido esclarecidas. La versión oficial es que las muertes fueron producto del fuego cruzado, sin embargo, hasta el momento los cinco detenidos producto de los operativos, fueron puestos en libertad por violación del debido proceso o por falta de elementos probatorios.

En tanto que la Fiscalía dijo que mantiene las investigaciones sobre los policías, pero hasta el momento no hay ningún detenido, imputado o procesado. Fuente Proceso