51.6% de la turbosina en el país es importada

Las compras al extranjero de ese petrolífero pasaron de 32.93 mil barriles por día, entre enero y octubre de 2016 a 41.8 mil barriles diarios en el mismo periodo de 2017, lo que significó un aumento de 27.1 por ciento.

5 diciembre 2017, 10:18 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO. – La situación actual del sector de refinación en México ha generado que la producción nacional de turbosina sea insuficiente para cubrir las necesidades de consumo de un rubro que mantiene un buen nivel de crecimiento.

De acuerdo con el reporte más reciente de Petróleos Mexicanos (Pemex) las importaciones de ese combustible ya cubren 51.6% de la demanda, principalmente de las aerolíneas comerciales.

Las compras al extranjero de ese petrolífero pasaron de 32.93 mil barriles por día, entre enero y octubre de 2016 a 41.8 mil barriles diarios en el mismo periodo de 2017, lo que significó un aumento de 27.1 por ciento.

Hasta antes de 2015, las importaciones de este combustible mantenían un volumen marginal, sin embargo, en ese año se incrementaron de manera importante, pues alcanzaron un aumento de 140 por ciento, ante la falta de producción por parte de Pemex.

Actualmente la venta de turbosina es de 81.2 mil barriles por día, 7.6 por ciento más que el año pasado.

Es así que la importación actual de 41.8 mil barriles por día, representa el 51.6 por ciento de la demanda.

Según la Secretaría de Energía (Sener), con los cambios generados en el mercado por la implementación de la Reforma Energética se espera que la turbosina pueda ser adquirida a proveedores distintos a Pemex, es por ello que desde el año pasado ha otorgado permisos a empresas públicas y privadas para la importación, y de los cuales hasta ahora se mantienen vigentes 76.

La semana pasada la Cámara de Senadores derogó el artículo que le otorgaba a Aeropuertos y Servicios Auxiliarles la exclusividad de prestar los servicios de almacenamiento, distribución y suministro de combustibles a los transportistas aéreos en las distintas terminales del país, con lo cual se busca dar una mayor competencia al sector.

Durante una entrevista con Excélsior, Jorge Luis Lavalle Maury, integrante de la Comisión de Energía del Senado, dijo que a partir de ahora ASA ya no será la única que podrá vender la turbosina a los consumidores, incluso dentro de los aeropuertos.

Para ello se prevé que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) lance en breve temporadas abiertas para que empresarios privados puedan ofertar propuestas económicas que les permitan usar la capacidad ociosa de ASA.

Según el legislador, con esto se busca fomentar un ambiente de competencia y mejores precios del combustible, a fin de que las aerolíneas puedan reflejar esos beneficios económicos a los pasajeros.

Actualmente 30 por ciento del costo de un boleto de avión es por el combustible, por lo que no descartó que este porcentaje pueda reducirse con la llegada de nuevos jugadores al mercado.

Entre las empresas que ya cuentan con permisos de importación, además de Pemex Transformación Industrial, se encuentran BP Estaciones y Servicios, Tesoro México Supply, CFE Energía, Trafigura, Valero Marketing, Vitol y Total México, entre otras.