‘Huachicoleo’, negocio en crecimiento

Los esfuerzos de la Procuraduría General de la República contra el crimen del huachicol se ha quedado sólo en palabras. El país atraviesa una crisis de robos de combustibles que le cuestan 20 mil millones de pesos anuales a Pemex, sin embargo las gasolineras investigadas en el último sexenio por la compra ilegal se pueden contarse con los dedos de una mano. La estrategia de descabezamiento del crimen organizado contribuyó a la diversificación de sus delitos. Uno de ellos, el robo de huachicol, alcanza niveles sin precedentes.


21 noviembre 2017, 1:39 pm

REDACCIÓN
REPORTE MAYA

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio del mayor número de tomas de combustible abiertas en la clandestinidad en el país, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), que depende de la Procuraduría General de la República (PGR), ha investigado sólo cinco gasolineras en todo el país desde 2013, arroja una consulta realizada por SinEmbargo a la Fiscalía mexicana.

El 24 de mayo pasado, Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad (CNS), anunció en conferencia de prensa una serie de acciones contra la red de gasolineras que se alimentan del mercado negro del huachicol.

“Se trata de ir por quienes adquieren el hidrocarburo robado, a sabiendas de que es robado, cometiendo el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, dijo Sales.

La tarea del rastreo del menudeo de combustible robado estaría a cargo de distintas dependencias, entre ellas la Secretaría de Marina (Semar), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Federal (PF) y la propia Procuraduría General de la República. Pero, datos de esta última dependencia –obtenidos por este diario digital vía el mecanismo de transparencia– revelan que, entre enero de 2013 y agosto de 2017, la SEIDO sólo ha investigado a cinco gasolineras por la posible compra-venta de combustible robado de las tuberías de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En 2014, por ejemplo, investigó a dos estaciones de servicio: una en Yucatán y la otra en Jalisco. Y luego, en 2017, tres más fueron sujetas a investigación en Guanajuato, Puebla y Estado de México.

México atraviesa una crisis sin precedentes en el robo de combustible. Datos de Pemex reportan que entre enero y agosto hubo 6 mil 734 tomas clandestinas.

“Este delito en específico requiere mucha colusión, desde la gente de Pemex, Hacienda [Secretaría de Hacienda y Crédito Público], policías locales. No es algo así, es algo mucho más complicado que la venta de droga porque esto acaba en un mercado legal”, dijo el profesor Vidal Fernando Romero León, investigador de seguridad del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM)

El repunte de este delito también ha quedado reflejado en las carpetas de investigación.

La PGR reportó en el primer semestre 3 mi 144 carpetas por el delito de sustracción de hidrocarburos, lo que representa el 83 por ciento del total del 2016, cuando se registraron 3 mil 762 carpetas.

Investigacioens en la PGR por sustracción de Hidrocarburos

EL CRIMEN ADOPTA NUEVOS GIROS

Tomas Guevara Martínez, profesor de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), expuso que la estrategia del choque frontal contra el crimen organizado no logró acabar el aumento de otras prácticas delictivas.

La administración del Presidente Enrique Peña Nieto se jacta de haber neutralizado a 106 de 122 líderes del crimen organizado establecidos al inicio de esta administración. Una estrategia que no ha logrado disminuir la violencia.

“Desde la época del ex Presidente Felipe Calderón, cuando la persecución fue muy dura y bélica, el crimen organizado empezó a irse a otros giros”, dijo Guevara.

En los primeros cuatro años de este sexenio la PGR contabilizó 13 mil 597 carpetas por el delito de sustracción hidrocarburos, un 848 por ciento más que las mil 433 registradas por el mismo periodo del sexenio de Calderón.

“Algunos de los estados con mayor incidencia están vinculados a la producción de hidrocarburos [… ]. Y obvio hay una premisa de que la delincuencia busca diversificarse”, dijo Alejandro Martínez Serrano, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México.

ESTADOS LÍDERES

De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex), de enero a agosto se han registrado un total de 6 mil 734 tomas, principalmente en los estados de Puebla, Guanajuato, Hidalgo y el Estado de México.

Con 928 reportes de tomas clandestinas, agosto es el segundo mes con más registro en lo que va de 2017, sólo superado por marzo, con mil 057, de acuerdo con el último reporte de la ahora Empresa Productiva del Estado.

Además, la cifra representa un repunte en este delito, pues en junio y julio había ido a la baja, con 797 y 731 tomas clandestinas.

El 5 de mayo, el Presidente Enrique Peña anunció que su Gobierno instrumentaría una estrategia integral para atacar la ordeña de combustible luego de la agresión del 3 de mayo de huachicoleros contra militares en Palmarito, Puebla, que tuvo un saldo de 6 civiles y 4 soldados muertos.

Sin embargo, Pemex está cerca de romper el récord de 2016 de tomas clandestinas: en los primeros ocho meses sumó 6 mil 734, cuando en todo 2016 fueron 6 mil 873.

En el top ten de los estados con más ataques sufridos por los ladrones de combustible en lo que va del año están Guanajuato (1 246), Puebla (948), Tamaulipas (810), Veracruz (677), el Estado de México (639) e Hidalgo (616).

Directivos de Pemex han dado a conocer que la empresa de los mexicanos pierde 20 mil millones de pesos al año por esta causa.

“Cuál es el problema del trasiego de drogas que hay que sembrarla, cuidarla y comercializarla. Entonces, en este caso el producto ya está hecho. Sólo llegar y tomarlo y esto se facilitó con un Estado con poca captura de la delincuencia”, dijo Guevara.
Si bien la PGR, durante el sexenio de Peña Nieto, ha asegurado más litros de hidrocarburos que nunca, las pesquisas no han sido constantes.

Datos de la Oficialía Mayor de la PGR se muestra que se aseguraron 1 millón 45 mil litros de hidrocarburos en el 2013; 5 millones 69 mil litros en el 2014; 3 millones 234 mil en el 2015 ; y un millón 936 mil en el 2016. sinembargo.mx