UNAM estima en 48 mil mdp los costos directos inmediatos tras sismos

En el Valle de México hay 38 edificios derrumbados con alrededor de 6 mil 273 empleados afectados que ocupaban 14.546 metros cuadrados de construcción.

8 noviembre 2017, 1:32 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo a estimaciones oficiales, los efectos de los sismos alcanzan 48 mil millones de pesos en términos de costos directos inmediatos, lo que representa el 0.15% del PIB mientras que el sismo de 1985 fue 2.5% del PIB.

Los estados más afectados son la zona metropolitana del Valle de México, Oaxaca y Chiapas.

En el Valle de México hay 38 edificios derrumbados con alrededor de 6 mil 273 empleados afectados que ocupaban 14.546 metros cuadrados de construcción.

Como parte de esta destrucción, se vieron afectados 6 mil 273 empleados.

Así lo señaló durante una Conferencia sobre Reconstrucción Nacional en la UNAM el doctor e investigador de Economía Urbana y Regional, Adolfo Sánchez Almanza.

“Esos 38 edificios, si consideramos un costo de 8 mil 500 pesos por metro cuadrado de construcción, estaríamos hablando de 407 millones de pesos que se requerirían para esa reconstrucción de departamentos. La zona más afectada son la franja de transición es que está entre suelos duros y blandos y que atraviesan las delegaciones que van de Coyoacán, Benito Juárez y Gustavo Madero en las colonias que yo se desconoce colonia del valle la Roma, la Condesa”, dijo Adolfo Sánchez Almanza, Investigador de Economía Urbana y Regional de la UNAM.

En Oaxaca y Chiapas el impacto está directamente relacionado con el nivel económico y social.

“Cuántos municipios con viviendas dañadas hay en Chiapas, son 87 municipios, en esos municipios viven 4.2 millones de personas y las viviendas dañadas fueron 57 mil 738, la población con viviendas dañadas son 243 mil personas, considerando un promedio para Chiapas 4. 21 personas por vivienda habitada y el porcentaje de la población es el 5.7 por ciento”, reiteró Sánchez Almanza.

Agregó que en Chiapas el problema para reconstrucción también es de la localización de los asentamientos humanos que son dispersos de difícil acceso combinado con una alta marginación, lo mismo que en Oaxaca.

Con información de Adriana Valasis