El ‘hacker’ que ayudó a encontrar a Dámaso López está tratando de salvar su vida

Un mes después, el 14 de julio de 2016, el hacker asegura que pudo organizar una reunión con López Núñez en una marisquería de Ciudad de México. Durante el almuerzo, el informante le mostró algunas imágenes en su teléfono a López Núñez. En el video de 32 segundos se ve a 'El Licenciado' comiendo, mirando el teléfono y luego al hacker.

17 Mayo 2017, 10:40 pm

LORENZO FRANCISCHI-BICCHIERAI
BRIAN ANDERSON
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado 2 de mayo, el gobierno mexicano arrestó a Dámaso López Núñez, el supuesto heredero del Cártel de Sinaloa, uno de los grupos de crimen organizado más poderosos del mundo. Las autoridades no habían visto una fotografía de López Núñez en 15 años, pero fueron capaces de seguirle el rastro y atraparlo luego de ver un video que fue grabado utilizando un teléfono Android modificado.

Desde entonces los medios mexicanos han reportado que el hombre que lo grabó, descrito como un “hacker” que puso su vida en peligro al traicionar a López Núñez, está “bajo protección” en Estados Unidos. Sin embargo, el informante no está en donde se presumía, sino en México.

En una conversación llevada a cabo desde el escondite que dice no haber abandonado por días, el hacker nos dijo que está preocupado por que el cártel intente vengar el arresto de quien fue su empleador, López Núñez. El hombre siente que el gobierno mexicano lo abandonó y asegura que el año pasado le ofrecieron protección y una suma de 1.5 millones de dólares—la misma recompensa que ofrecieron para el ex capo del Cártel de Sinaloa Joaquín “El Chapo” Guzmán—si es que ayudaba en la captura de López Núñez. Pero ya que el gobierno no cumplió con la promesa de protegerlo a cambio del video, asegura sentirse atrapado en algo así como un purgatorio.

“Ellos no lo atraparon, lo atrapé yo, porque yo lo acorralé, yo lo puse en evidencia, yo le grabé la cara [a Dámaso López Núñez], ellos no sabían a quién iban a agarrar”, nos dijo el hacker a través de una videollamada, pidiendo mantener el anonimato por su propia seguridad.

La fiscalía federal de Estados Unidos acusó a López Núñez en 2013 con cargos de narcotráfico y lavado de dinero, señalando que lo recaudado por las actividades criminales bajo las órdenes de El Chapo ascendía a más de 280 millones de dólares. Conocido como “El Licenciado” por su pasado legal, el cual incluye un periodo trabajando para la oficina del procurador general del estado de Sinaloa, López Núñez parecía estar destinado a heredar el control de uno de los cárteles de drogas más grandes del mundo. En febrero pasado, Dámaso supuestamente llevó a cabo un intento fallido para asesinar a dos de los hijos de El Chapo y a Ismael “El Mayo” Zambada, líder de otra facción del Cártel de Sinaloa.

La primera fotografía de López Núñez apareció ese mismo mes, cuando una periodista mexicana publicó una captura de pantalla sacada del video que aún no se filtraba. Posteriormente el 24 de abril, tan sólo ocho días antes de su arresto, otro reportero mexicano publicó el video filtrado. De acuerdo con lo que escribió el reportero que obtuvo el material audiovisual, éste fue grabado por un “hacker” que estaba viviendo en Estados Unidos bajo la protección del gobierno.

“El gobierno le ofreció protección y recompensa. Una muy buena”, dijo a Motherboard un agente que trabajó de cerca con las fuerzas del gobierno mexicano que llevaron a cabo las investigaciones y el sonado arresto, quien pidió anonimato dada la sensibilidad del tema.

El hacker asegura que el gobierno mexicano no está haciendo lo necesario para ayudarle.

“El gobierno federal así trabaja, utiliza la gente y ya después se mueren o los matan o desaparecen”, dijo a Motherboard el hombre que ayudó a la captura de ‘El Licenciado’.

Motherboard revisó la versión completa y sin editar del video en cuestión, el cual fue grabado en julio de 2016 e incluye una serie de imágenes con el rostro del hacker mientras sostenía el teléfono. Motherboard también llevó a cabo una serie de videollamadas con el hombre, con las que pudieron confirmar que se trata de la misma persona que aparece en el video. También pudieron verificar que se encuentra actualmente en México.

Un representante de la Procuraduría General de la República (PGR) dijo por teléfono que no estaba autorizado a responder a preguntas o publicar una declaración oficial, y pidió a Motherboard que le enviaran las preguntas por vía e-mail. La PGR no respondió de forma inmediata.

***

El hacker asegura que la familia de López Núñez lo contactó en 2014, en un intento por intervenir las redes del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 del Altiplano, lugar donde “El Chapo” Guzmán estaba preso en aquel momento y del que luego escapó.

Para junio de 2016, y de acuerdo con el hacker, López Núñez le pidió montar una campaña viral falsa en las redes sociales para desacreditar a los “chapitos”, los cuatro hijos de Guzmán. La fuente del gobierno mexicano que habló de forma anónima con Motherboard confirmó que el hacker fue contratado para llevar a cabo lo que él define como “una campaña sucia contra la familia de El Chapo”. El hacker también nos entregó evidencia sobre sus afirmaciones, como capturas de pantalla de varias entradas falsas de un blog, las cuales fueron compartidas a través de Facebook, incluyendo una imagen que muestra la consola de administración de aquella página.

En ese entonces los chapitos estaban en una pelea contra López Núñez, una lucha por el poder y control del cártel. Sin embargo, el hacker asegura que estaba trabajando para el gobierno mexicano en una misión secreta para ayudar a la captura del fugitivo, todo sin conocimiento del jefe del cártel, quien rápidamente se transformó en una prominente figura del bajo mundo criminal en México luego del segundo arresto de Guzmán y de su extradición a Estados Unidos.

La estructura del cártel de Sinaloa de acuerdo al Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Este gráfico muestra la última foto conocida de López Núñez antes de este año.

El 16 de junio de 2016, el hacker envió un correo a la PGR ofreciendo “información fresca e importante para atrapar a Dámaso López Núñez, alias ‘El Licenciado'”. Posteriormente, envió un archivo adjunto bajo el nombre de “Datos_Dámaso”, el cual contenía capturas de pantalla de la campaña que estaba llevando a cabo para López Núñez, así como datos de GPS sobre sus propias ubicaciones. Un día después, un empleado de la PGR confirmó de recibido, de acuerdo a las copias de los emails que han sido revisadas por Motherboard.

Un mes después, el 14 de julio de 2016, el hacker asegura que pudo organizar una reunión con López Núñez en una marisquería de Ciudad de México. Durante el almuerzo, el informante le mostró algunas imágenes en su teléfono a López Núñez. En el video de 32 segundos se ve a ‘El Licenciado’ comiendo, mirando el teléfono y luego al hacker.

De acuerdo con el hacker, mientras López Núñez miraba las fotografías, un software espía llamado Spy Camera OS estaba grabando su rostro desde la cámara frontal del teléfono, capturando así evidencias del prófugo de la justicia.

Sin embargo, el hacker no se conformó con un video de la reunión. Después del almuerzo caminó fuera del restaurant junto a López Núñez, tomando nota de su localización en un intento por ayudar a las autoridades a encontrar imágenes de “El Licenciado” en las cámaras de seguridad del sector. En un archivo de video enviado a Motherboard, se puede ver cómo el hacker le explica a las autoridades dónde estaba estacionado el automóvil de López Núñez. Tal como dijo la fuente del gobierno mexicano que habló con Motherboard, el hacker no tan sólo proporcionó el video, también ayudó a encontrar el automóvil de López Núñez.

‘El gobierno le ofreció protección y recompensa. Una muy buena’.

El 21 de julio, una semana después, el hacker le envió el video a las autoridades mexicanas a través del servicio encriptado de envío de archivos, Mega.

Nueve meses más tarde, se filtró el video y aquellas imágenes con el rostro del jefe narco aparecieron en los medios mexicanos. López Núñez volvió a ocupar titulares días después, esta vez un poco más desgastado, con barba y esposas.

“El video fue extremadamente importante para capturar a Dámaso. Me atrevería a decir que fue vital”, dijo el agente del gobierno mexicano.

Además, agregó que hubiese sido “imposible” arrestar al jefe narco sin la fotografía y la descripción del tipo de automóvil que utilizó López Núñez para ir a la marisquería. “Necesitábamos esas imágenes”, dijo el agente.

Dentro del mortífero y siempre cambiante escenario del crimen organizado en México, los hackers y otros especialistas en tecnología e información que trabajan para los cárteles están asumiendo un rol cada vez más grande e importante. Es la ciber militarización de esta guerra contra las drogas. En el noreste de México, por ejemplo, un cártel secuestró a un especialista en tecnología de la información y lo obligó a manejar la red ilegal de comunicación del grupo delictivo.

Aunque el gobierno de México tampoco es ajeno a esta práctica. Las agencias mexicanas del orden público y de inteligencia han gastado millones en herramientas de vigilancia de empresas privadas como Hacking Team y NSO Group, herramientas que utilizan para espiar a criminales y también a periodistas. Pero No sólo utilizan software espía; los bots de Twitter, los trolls y las campañas de desinformación a través de las redes sociales han tomado un rol importante dentro del proceso democrático de México.

Por ejemplo, un geek que hacía trabajo de soporte técnico y dirigia campañas de desinformación para los carteles tuvo un rol clave en la captura de un capo del narco. La naturaleza exacta de su colaboración con el gobierno Mexicano, así como el estado del acuerdo que hizo con las autoridades a cambio de darles el video no está claro aún. Vamos a actualizar el artículo en cuanto las autoridades nos contesten.

“Tu no sabes el nivel de corrupción y de matanza que tiene el gobierno federal para obtener lo que quiere, que es el poder,” dijo el hacker.

Estas no son sospechas sin fundamento en un país donde el 98 por ciento de los homicidios acaban sin resolverse—y donde testigos protegidos han sido asesinados. En 2011, un juez federal sentenció a dos agentes de la PGR por el homicidio de Enrique Bayardo del Villar, un importante testigo protegido que estaba colaborando con una investigación sobre las presuntas conexiones entre el Cártel de Sinaloa y altos mandos de la división contra el crimen organizado de la PGR. Del Villar fue acribillado a balazos a plena luz del día en un café de Ciudad de México.

Por ahora, el hacker espera que saliendo a la luz reciba la recompensa y la protección que asegura le prometieron. O al menos que alguien empiece a preocuparse por él y por sus seres queridos.

“Yo lo único que busco es de alguna forma salvar a mi familia y que el gobierno haga lo correcto. Yo lo estoy haciendo por la vida de mi familia”, dijo el hacker.

Oscar Balderas y Laura Woldenberg han contribuido al reportaje desde la Ciudad de México. Camilo Salas contribuyó con este trabajo de investigación. (VICENEWS)