Robo de combustibles: buscar dentro de Pemex

16 Mayo 2017, 2:21 pm

LUIS CARRILES
ORO NEGRO

Hasta hoy el papel de Pemex en el robo a ductos es el de víctima.

No importa que hace 15 años se implementara el primer programa de combate al mercado negro o que hace 12 estuviera lista la que se suponía sería la primera medida formal en contra. Hasta hoy es un tema que sigue pendiente.

Las dos empresas más dañadas son Pemex Transformación Industrial, dueña del combustible; y Pemex Logística, encargada del almacenamiento, transporte y distribución. Ambas, se supone, tienen la protección de la Gerencia de Seguridad Física, a cargo de exmilitares y que fue parte de la iniciativa calderoniana de responder fuego con fuego, pero en realidad tienen el problema de que Pemex no tiene ni el presupuesto necesario, ni las ganas de agarrarse a tiros con nadie, entonces lo que hace la gerencia es atender la primera llamada de la toma clandestina y esperar a las autoridades como su refuerzo.

Muchas veces en esa espera son sorprendidos por la mafia, por eso abundan las historias de exmilitares que fueron encañonados; no sólo en Puebla hay esa venta al público: Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, Sinaloa y la Ciudad de México son zonas donde las mafias operan. Los casos de pipas de Pemex robadas en la terminal de Azcapotzalco terminaron cuando movieron a toda la gente que ahí operaba.

Las historias de empleados de Pemex que reciben llamadas a sus celulares o a sus casas sobran. En Tabasco, Chiapas y Campeche, por ejemplo, los amedrentan. Los empleados parecen ser cómplices, algunos son o fueron, pero la mayoría entendió lo peligroso de ser amigo o socio.

Finalmente, es un error creer que con un gran pacto acabarán el robo a ductos, las mafias lucran e involucran a pueblos enteros. De eso viven y nadie lo va a detener, porque estos grupos se afianzan, mimetizan y son parte de las comunidades, la gente opta por la paz, aunque ocurran incendios como el de San Martín Texmelucan que costó la vida a 30 personas y destruyó medio pueblo.

Desde entonces, en el 2010, se tenían localizadas a las bandas que roban gasolina en los ductos y hoy se dan cuenta.

Buzos.

1.-Todo indica que la CDMX va en contra de que se construyan nuevas gasolineras, lo que va a significar el inicio de una guerra entre empresarios y autoridades. No pierda de vista el tema, el gobierno local simplemente le quiere hacer el favor a alguien. ¿A quién?

2.- En Odebrecht ya decidieron que su nuevo director presidente es Luciano Nitrini Guidolin, un ingeniero de 44 años y que se supone es líder de una nueva generación de empresarios. Remplaza a Newton de Souza, que se va de vicepresidente del Consejo de Administración.

De Newton de Souza hay que considerar que estuvo en la coordinación de las negociaciones que llevaron a la celebración del Acuerdo de Indulgencia con el Ministerio Público Federal en Brasil y con la Justicia de Estados Unidos y de Suiza, además están negociando acuerdos semejantes en otros países y es el creador del nuevo modelo de gobernanza. El Economista