Rompe Iniciativa Privada con el Gobierno de Tabasco; abandono del Fideet la causa

Argumentan que el Fideet es fondeado con el 20 por ciento de las contribuciones de la tributación que hacen los empresarios de la entidad por el pago al Gobierno del Estado del 2.5 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) y que la Seplafin no los aporta.

17 abril 2017, 7:58 pm

ENRIQUE SANCHEZ
ORO NEGRO

VILLAHERMOSA.- En un hecho considerado histórico, la iniciativa privada agrupada en el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET) acordó como medida de protesta no participar en las votaciones de las reuniones del Comité Técnico de Fideicomiso para el Desarrollo de las Empresas del Estado de Tabasco (Fideet) hasta que este organismo pague adeudos pendientes de hace por lo menos un año y apruebe 18 proyectos pendientes.

De acuerdo con líderes empresariales afiliados al CCET, la medida de protesta se da luego de que a pesar de las reiteradas peticiones de pago y aprobación de proyectos y de las consecutivas promesas de cumplimiento por parte del titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET), David Gustavo Rodríguez Rosario –dependencia que opera el Fideet–, a la fecha no hay avances.

Afirmó que el acuerdo fue aprobado por los socios del CCET en la asamblea de este organismo realizada en la primera semana de este mes de abril.

“Acordamos suspender la participación del CCET como parte del Comité Técnico del Fideet hasta que haya avances importantes en los pagos de los proyectos, porque es dinero que se debe a los proveedores, y en los acuerdos que se tenían o tienen para la aprobación de los proyectos convenidos, puntualizó.

Uno de los líderes empresariales indicó que en el periodo 2016-2017 fueron presentados por lo menos 25 proyectos de inversión por parte de las cámaras, colegios y asociaciones adheridas al CCET, de los cuales únicamente fueron “apoyados” o autorizados 7.

De esos siete, aseguró la fuente, los pagos realizados a las cámaras responsables no suman ni 30 por ciento del monto solicitado y aprobado.
Los empresarios aceptaron que por acuerdo previo en el Comité Técnico del Fideet se autorizó que parte de los dineros de ese fideicomiso fueran utilizados para aportar los llamados “paripasos” que la administración estatal, vía la SDET, debe dar para poder recibir recursos de la Federación que bajan en diversos programas.

Reconocieron, también, que las condiciones económicas han sido adversas, lo que ha impedido una mayor recaudación en el fideicomiso.

El Fideet es “alimentado” o fondeado con el 20 por ciento de las contribuciones de la tributación que hacen los empresarios de la entidad por el pago al gobierno del estado del 2.5 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN).

Esos recursos, de acuerdo con las reglas de operación del Fideet, deben ser utilizados, entre otros objetivos, para financiar proyectos que presenten los empresarios por medio del CCET.

El Comité Técnico del Fideet está integrado por un presidente, figura que recae en el titular de la secretaría de Desarrollo Económico del estado, además de cinco vocales representantes de diversas dependencias, como las secretarías de Finanzas, de Desarrollo Agropecuario Forestal y Pesquero, entre otras.

Además, 4 vocalías que son ocupadas por representantes de los organismos empresariales formalmente constituidos con representación en el estado de
Tabasco afiliados al CCET, que actualmente dirige Agustín Rodríguez López.
Todos esos integrantes tienen voz y voto en el Comité y son quienes aprueban, o no, los proyectos.

En ese contexto, los líderes empresariales consultados argumentaron que no es justo que si los dineros son de los propios empresarios tabasqueños aportados con el pago del 2.5 de ISN, la SDET no pueda hacer válidos los pagos pendientes de los proyectos aprobados y no haya siquiera validado los demás.

Lo más lamentable, coincidieron en declarar, es lo que “se dejó de hacer” en esos 8 meses de prácticamente parálisis del Fideet justamente en un periodo en el que el desempleo y la economía estaba y sigue contraída.

Es absurdo, remarcaron, que precisamente con esos altos índices de desempleo y el cierre de unidades de negocios o empresas, no se haya dado un manejo adecuado de los recursos públicos desde la SDET.

“Lo más importante es lo que se dejó de hacer en el valor de la producción por la falta de apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas”, declaró una de las fuentes.

Existen casos, afirmaron, en el que los adeudos datan de hace un año por foros y/o eventos realizadas por las cámaras empresariales, aunque no precisaron cuáles.

“Hay cámaras empresariales a las que desde hace poco más de un año se les debe el dinero de los proyectos, pero hay diversos festivales, como el del Chocolate y el del Queso que se realizan sin ningún problema y cuyo dinero sale precisamente del Fideicomiso, y eso no es justo”, lamentó uno de los empresarios.

Y es que, argumentó, el problema de los adeudos es que el dinero que reciben no se le queda a la cámara responsable del proyecto, sino que debe ser pagado a los proveedores.

Además, acusaron, no ha habido un manejo transparente en los dineros del fideicomiso.

Las consecuencias

Las fuentes empresariales consultadas afirmaron que aunque sí acudirán a las sesiones del Comité Técnico del Fideet, se abstendrán de votar los acuerdos para no validar posturas unilaterales por parte del titular de la SDET, David Gustavo Rodríguez Rosario.

Esa postura se mantendrá, insistieron, hasta que Rodríguez Rosario y el Fideet cumplan con los pagos pendientes y autorice los proyectos restantes.
No se trata, aclararon, de una “ruptura” de relaciones con el gobierno del estado, sino una forma de protesta por la forma en la que la SDET y su titular han operado el Fideicomiso.

En ese sentido, aceptaron, sin embargo, que sí existe una “seria diferencia con la SDET por el manejo del Fideicomiso”.

Aunque por el número de votos por parte de las dependencias que integran el Fideet se podrán aprobar acuerdos y/o proyectos, expusieron, la decisión es en sí una medida de protesta y de exigencia para que David Gustavo Rodríguez cumpla con lo convenido previamente.

El anuncio del CCET se da a solo un día del relevo de este organismo cúpula de la iniciativa privada, que cuya elección será realizada este 18 de abril y que será entre los candidatos Mónica Alvarez Toledo, ex presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), y Gabriel Oropeza Varela, ex dirigente de la Cámara Mexicana de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Así, los líderes empresariales, que optaron porque no se revelaran sus nombres, aseguraron que al ser aprobada esa decisión en asamblea, corresponderá a la SDET negociar con el próximo presidente o presidenta del CCET y será responsabilidad de éste o ésta someter nuevamente a votación si el organismo empresarial regresa al seno del Comité Técnico del Fideet.

Iniciativa Privada Incornfrme
El 7 de marzo pasado, el titular de la SDET, David Gustavo Rodríguez Rosario, reconoció que existen proyectos pendientes de pagos y de ser aprobados, pero afirmó que sí hay los dineros suficientes para financiarlos.
Además, aunque no especificó cuáles ni cuántos, reveló que en algunos casos no han sido entregados los dineros porque los responsables de los proyectos no han presentado los avances que han tenido.
Afirmó que conforme entran los recursos al Fideet se van asignando los recursos a los proyectos “hasta donde se agoten”.
Actualmente, calculó, ese fideicomiso dispone de alrededor de 30 millones de pesos que se están asignando a todos los proyectos pendientes.
Todos los proyectos que están pendientes de pago o de aprobación, afirmó, serán apoyados.