Rompen monopolio gasolinero de PEMEX y su Sindicato

Marcas internacionales como British Petroleum, Glencore y nacionales como Hidrosina y OxxoGas, importarán combustible e invertirán en transporte e infraestructura

11 abril 2017, 8:38 pm

JULIO FENTANES
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- La competencia por el mercado minorista de gasolina en México se intensifica entre las grandes marcas a nivel internacional que a partir de la “liberación” del precio del combustible, vieron la señal para entrar a territorio nacional y romper el monopolio y contubernio que tuvieron por décadas PEMEX y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

La competencia que tal vez no esperaba la mexicana PEMEX y el mismo gobierno nacional, es que las grandes marcas de gasolina en el mundo, no vienen sólo a poner gasolineras, sino a disputarle a la empresa gubernamental, la importación del combustible e invertir en transporte e infraestructura.

Así evitarán además les roben los “chupaductos” su gasolina si utilizan la infraestructura de PEMEX.

Este paquete completo, que no incluye la refinación en México, aunque algunas marcas tienen su refinería en el extranjero y ese es el combustible que comercializarán en el país, les da un negocio redondo a las grandes marcas mientras que PEMEX y sobretodo el sindicato petrolero, perderán hegemonía sobre el hidrocarburo, pero además dejarán de embolsarse miles de millones de dólares anuales que sólo cambiaban de bolsillo, porque todo salía de las arcas públicas.

Entre PEMEX y el Sindicato petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps, siempre ha existido un contubernio para tener el monopolio del hidrocarburo.

La empresa de gobierno extraía el hidrocarburo, lo manufacturaba e importaba la gasolina que no podía refinar, y el Sindicato hacía lo demás, empezando por la transportación.

Y entre todos, ganaban millones y millones de dólares, sin tener que invertir nada, porque el dinero salía del presupuesto público.

LA CAÍDA DE UN IMPERIO

Cuando inicie la temporada real de liberación del precio de combustible, y que ya no sólo se vende gasolina de PEMEX sino de cualquier marca, el negocio del transporte, almacenamiento y desde luego la importación y su manejo, ya no quedará sólo en manos de los mexicanos.

Las grandes marcas tienen interés además de importar su gasolina y venderla en México, de transportarla y tener su propia infraestructura.

Empresas portuarias como SSA México que encabeza Fernando Chico Pardo y que recientemente inauguró formalmente su terminal marítima en Tuxpan, puerto por donde entra el 90 por ciento de la gasolina que se consume en el Valle de México, adelantó que adecuará sus instalaciones para recibir en sus muelles a los barcos que importan el combustible y desde ahí enviarlo vía terrestre.

Originalmente el acuerdo lo hizo con PEMEX que es el importador, pero no es muy remoto, que firme con otras marcas Inglesas o estadounidenses, que deseen mandar su combustible por esta vía.

El imperio del combustible se acabó para PEMEX.

La caída del imperio se confirmará porque seguramente las grandes marcas no tienen intereses en utilizar los ductos de la petrolera mexicana para transportar su gasolina, porque son los que están llenos de “hoyos” y de “chupaductos” a lo largo de todo el trayecto.

20 MIL MILLONES DE PESOS SE LLEVAN “CHUPADUCTOS”

De acuerdo a la propia paraestatal, el último año perdieron alrededor de 20 mil millones de pesos por la “ordeña” de los ductos que pasan principalmente por Puebla, Guanajuato, Veracruz y Jalisco.

La empresa productiva del gobierno, identificó el año pasado 6 mil 159 tomas clandestinas por donde se robaron alrededor de 27 mil barriles de diesel y gasolina cada día.

Aunque esas son las cifras oficiales, habría que ver si son las cifras reales.

Y es que a la misma paraestatal no le interesa llegar al fondo porque una parte de su personal y directivos son quienes se involucran con los “chupaductos” y dar una cifra real que es superior a la conocida, asustaría a los inversionistas.

Aunque para los nuevos jugadores de gasolina queda claro qué deben hacer y qué no deben hacer para que este negocio sea rentable.

Ni siquiera las acciones del Grupo de Coordinación Interinstitucional de Investigación y Persecución de Delitos en Materia de Hidrocarburo, creado en 2015 e integrado por PEMEX, la Procuraduría General de la República, las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, el Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional), la Policía Federal, la Gendarmería y autoridades locales, puede frenar la “ordeña”.

Una reciente investigación privada sobre este tema, indica que cuando menos 20 por ciento del negocio del combustible pertenece a bandas de delincuencia organizada, distribuidas a lo largo del país, que “ordeñan” y distribuyen tanto clandestinamente, como en gasolineras y a autotransportistas que la compran a menor precio, tanto por las buenas como por las amenazas.

NUEVOS JUGADORES

La compañía Suiza Glencore que se dedica al transporte de hidrocarburos, va en una alianza con el Grupo Gasolinero G500, uno de los líderes en el sector, para que le surta diariamente 180 mil barriles de diesel y gasolina.

Esta misma empresa, de acuerdo a El Financiero, invertirá en terminales de abastecimiento y transporte de combustible.

British Petroleum de origen inglés ya abrió sus primeras estaciones de servicio, y aunque el precio es similar al de PEMEX, la atención dicen es diferente y está captando más clientes.

El próximo año, planea tener cuando menos mil estaciones de servicio propias, rentadas o en acuerdo con sus dueños.

Además que es una de las grandes marcas que van a invertir en la importación, el transporte y la venta directa de combustible; el paquete directo que le hará ganar dinero con el menor riesgo de pérdidas.

Otro de los nuevos jugadores energéticos es Invex Infraestructura, que anunció el año pasado que va a construir un ducto privado de 350 millones de dólares para transportar gasolina. La empresa que encabeza José Enrique Silos presentó a la Comisión Reguladora de Energía una propuesta para construir el poliducto para transportar gasolina desde el norte al centro del país, con capacidad de 100 mil barriles diarios y expansión a 165 mil. La empresa mexicana tiene el soporte de dos compañías internacionales que aportarán tecnología.

Aunque el líder petrolero Carlos Deschamps no admite que sus agremiados serán dejados fuera del nuevo negocio, solo acepta que están en pláticas con las nuevas empresas petroleras para que los contraten.

Sin embargo, para las nuevas marcas tanto las que van por la exploración y perforación, no está en sus planes contratar a todo el personal del Sindicato petrolero, sino sólo una parte: los más experimentados y menos conflictivos.

No puede iniciar la nueva industria petrolera nacional con los mismos vicios y la misma gente que llevaron a la quiebra a PEMEX.

¿Quiénes compiten por el mercado gasolinero mexicano?

1.- Hidrosina
2.- Oxxo Gas
3.- G 500/Glencore
4.- Petro 7
5.- Full Gas
6.- La Gas
7.- British Petroleum
8.- Gulf
9.- Shell
10.- Chevron
11.- Exxo

Fuente Noreste