Pemex reduce la perforación y bajan las reservas

Las actividades de perforación de Pemex tuvieron su mayor caída en 2016, y las reservas petroleras bajaron 10%.

11 Abril 2017, 10:55 am

EDGAR SIGLER
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Los recortes al presupuesto de Pemex en 2016 lograron que la compañía detuviera la sangría de pérdidas de los últimos años, sobre todo las del 2015, pero estos ajustes golpearon la recuperación de las reservas petroleras, vital para la subsistencia de la llama entidad productiva del Estado.

Las reservas probadas de hidrocarburos del país descendieron 10.2% anual en 2016 al pasar de 10,242 a 9,160 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Sin embargo, existe otra cifra que preocupa a las autoridades del sector: las actividades de perforación de Pemex se desplomaron 55% el año pasado, y registraron su mayor caída porcentual desde que se tiene registro.

¿Qué significa esto?

La petrolera mexicana hizo 125 pozos en 2016, una caída del 55% frente a los 278 perforados un año antes, según cifras de la Base de Datos Institucional de Pemex. Las cifras se encuentran además muy alejadas de los 1,290 que perforó en 2012.

Pemex minimizó sus tareas de exploración durante el año pasado, golpeada por los ajustes presupuestales de 2016 que frenaron estas tareas.

¿Qué consecuencia tiene?

La empresa realizó 22 perforaciones exploratorias en 2016 de las cuales sólo seis resultaron exitosas, con una tasa de éxito exploratorio del 29%, la menor al menos desde 2008. Pemex hizo las mismas perforaciones en 2015 pero obtuvo una tasa del 50%, según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el regulador del sector.

La siguiente gráfica muestra el número total de pozos exploratorios y tasa de éxito sobre el total.


Fuente: imagen tomada del reporte de Actividades Exploratorias de la CNH a febrero de 2017.

En las gráficas siguientes, se muestra el total de pozos exploratorios divididos entre los que se perforaron en mar y en tierra (Gráfica 1). La exploración de pozos se mantuvo (Gráfica 2), pero el desarrollo marca un descenso desde 2012, en parte por el freno en las actividades en el área de Chicontepec.


Fuente: imagen tomada del reporte de Indicadores de Perforación de la CNH a febrero de 2017.

¿Qué resultados trajo esto?
Las reservas de hidrocarburos –que incluyen el petróleo y gas natural- cayeron 10.2%, lo que se traduce en una disminución de 1,082 millones de barriles netos.

Pemex extrajo 1,112 millones de barriles durante todo 2016, con un promedio diario que se ubicó en 2.15 millones de barriles. A esto se le deben agregar 508 millones por la delimitación en el campo Tsimín.

El balance terminó con un saldo negativo para Pemex, pues a todo esto se le resta a los descubrimientos y desarrollos de campos, que en el primer caso aportaron apenas 57 millones y del segundo 482 millones.

Aquí se muestran las adiciones y restas calculadas por la CNH en su reporte final de reservas probadas (1P).

Fuente: imagen tomada del reporte de Indicadores de Perforación de la CNH a febrero de 2017.

¿Hay de qué preocuparse?

Para algunos comisionados que integran al órgano regulador hay preocupación por las cifras, sobre todo en gas natural, porque a pesar del recorte presupuestal de Pemex, las tareas de exploración fueron las mismas, pero con menores resultados. Además las incorporaciones de hidrocarburos proviene de pozos en desarrollo.

Según datos oficiales, el país tiene más de 8 años de reservas, lo que significa que si no se volviera a encontrar o desarrollar las reservas de petróleo o gas natural en el país, y se continuara con la explotación del que ya sabemos que existe, aún quedan recursos en ese horizonte de tiempo.

Sin embargo, un alza en los precios del petróleo también puede apoyar a que algunas de las reservas que se encuentran entre las llamadas probables y posibles puedan pasar a las probadas y esto depende de cómo evolucionen los mercados internacionales, que ahora se encuentran en incertidumbre, pues lo mismo pueden llegar hasta los 100 dólares por barril como hace tres años, como caer a 20 dólares, precio que se registró apenas el año pasado.

Hace unas semanas, la petrolera italiana Eni informó de su nuevo descubrimiento, el primero por parte de privados, que puedan ayudar a mejorar las reservas, pero aún queda por definir el tiempo de explotación.

Mientras tanto, todo queda en manos de Pemex.

Expansión