Ordenan traslado de exprocurador de Nayarit a corte de Nueva York

El exprocurador fue arrestado el 27 de marzo, cuando trató de entrar a EU por el puente que conecta el aeropuerto de Tijuana con la ciudad de San Diego.

7 abril 2017, 8:39 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- El exprocurador de Nayarit, Édgar Veytia, será trasladado este viernes a Nueva York, donde comparecerá ante la Corte de Distrito de esa ciudad el sábado donde enfrenta cargos por conspiración para distribuir, importar y producir heroína, cocaína, marihuana y drogas sintéticas.

Una Corte Federal en San Diego ordenó trasladar hoy al exfiscal y según Jane Edward Ronis, abogada defensora de Veytia, su cliente viajará en vuelo comercial bajo custodia de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y no del Servicio de Alguaciles como es norma en estos casos.

Veytia comparecerá este sábado a las 09:30 de la mañana ante la Corte de Distrito del Este de Nueva York, donde se le acusa de conspiración para distribuir, importar y producir heroína, cocaína, marihuana y drogas sintéticas.

El gobierno de Estados Unidos busca además confiscar al exfiscal 250 millones de dólares en ganancias obtenidas con los presuntos delitos cometidos.

El exprocurador fue arrestado el 27 de marzo, cuando trató de entrar a EU por el puente que conecta el aeropuerto de Tijuana con la ciudad de San Diego.

En su más reciente número, en circulación, Proceso publica testimonios de cómo inició Veytia su trayectoria delictiva. El Diablo, dijeron las fuentes a la periodista Patricia Dávila, comenzó a operar para los mayores cárteles del narcotráfico desde que fue secretario de Seguridad de Tepic y creció en voracidad cuando su jefe de siempre, Roberto Sandoval, llegó a la gubernatura y lo nombró fiscal.

Además las mismas fuentes sostienen que Veytia le regaló al actual mandatario propiedades de las que despojó a campesinos, así como caballos de un millón de dólares.

Veytia, es ciudadano estadounidense y cruzaba habitualmente la frontera hacia Estados Unidos donde tiene una residencia en Chula Vista, California.

Con información de Notimex y San Diego Tribune