Engreído, zar del desempleo quiere ser Gobernador

21 marzo 2017, 11:22 am

MIGUEL AVENDAÑO
ORO NEGRO

VILLAHERMOSA.- David Gustavo Rodríguez Rosario quiere ser gobernador de Tabasco. Con el logotipo de funcionario público estampado en la camisa azul claro, lo dijo la mañana del 21 de octubre pasado en Telereportaje.

Aunque los indicadores económicos no le son favorables, sigue enrutado; cuatro meses después de esa revelación, el 7 de febrero de 2017, se afilió al Partido de la Revolución Democrática, el partido en el poder.

El ya no tan joven, de 45 años, es uno de la veintena de tabasqueños egresados del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITAM) y tiene un doctorado en economía de países emergentes por Maastricht University, Holanda.

Es especialista en infraestructura para el desarrollo social y económico sustentable, pero su principal carta de presentación es ser sobrino del ex procurador de Justicia, Gustavo Rosario Torres, actual Secretario de Gobierno de Tabasco.

Rodríguez Rosario se afilió al PRD a sabiendas que al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SEDET) no ha dado resultados, la tasa de desempleo con que inicia este año es una de las más altas del país con el 7.7 por ciento.

Ante esta quiebra de la economía tabasqueña justifica que el aumento en la tasa de desempleo en enero para Tabasco se debió al término de la contratación de empleos temporales de año y a que el programa de reactivación económica federal no ha dado los resultados esperados.

El secretario de Desarrollo Económico asegura que han sido insuficientes los apoyos del plan de reactivación económica para Tabasco y Campeche, a fin de reducir el desempleo, pues desde que se hizo el anuncio, en mayo del año pasado a la fecha, el índice de desocupación permanece entre el 7.6 y 7.7, según datos del INEGI.

Ahora, presionado por su interés en ser gobernador de Tabasco se compromete a crear siete mil empleos.

No es el primer megareto, durante cuatro años ha declarado de muchos otros que se le han quedado en el escritorio y solo ha concretado los de las feria del queso, de la butifarra, del ceviche, del ostión.

Por eso estoy donde estoy

Aquella mañana de octubre, sonriente, en el noticiero radiofónico Telereportaje le puso énfasis a su respuesta al conductor Emmanuel Sibilla Oropesa:

“Yo te puedo decir, con todas sus letras, que sí aspiro a ser gobernador del estado, soy un tabasqueño que quiere mucho a su tierra, que está trabajando con convicción, que está muy agradecido con Núñez Jiménez –dijo lentamente.

“Pues soy de esos tabasqueños que piensa que si queremos que esto funcione depende de mi esfuerzo pero no solo del mío pues me toca hacer muchas cosas”, puntualizó.

En la entrevista, Rodríguez Rosario negó contar con el apoyo de su tío el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, y tener una estructura paralela en la Secretaría para promover su imagen.

“Eso es rotundamente falso, lo que sí tengo es una relación de trabajo con organizaciones ciudadanas, empresariales y no de ahora, sino desde siempre he tenido interacción con sectores de la sociedad, pero de ello a que haya una estructura pagada, lo niego categóricamente”, se defendió.

El sobrino de Gustavo Rosario Torres se presentó como un optimista aunque diferencia entre “el que es ingenuidad porque no hay trabajo y el que se basa en lo que estamos haciendo juntos”.

Desde aquella fecha, Rodríguez Rosario, ya aspirante a gobernador, reconoció que las estadísticas ubicaron en los últimos 13 meses al estado en números rojos, sin embargo, aseguró con cuentas optimistas, que el tema se ha estado superando, que se ha roto la racha, pero quedan pendientes los proyectos Puerto de Frontera, Abengoa, el Centro de Convenciones, la Visión Delta Tabasco.

Siempre optimista, aún con los resultados en contra, dice que se siente capaz, que tiene ética profesional, que si no fuera así, en el momento que fuera así renunciaba.

“Desde luego estoy convencido que tengo que aportarle a Tabasco, por eso estoy donde estoy”, presume.
Recorridos partidistas

Aunque ha dicho que no pertenece a ninguna de las tribus perredistas, durante su afiliación al PRD fue recibido por el secretario general del comité estatal, José Rueda Hernández, y los dos delegados del comité nacional que acompañan a José Antonio de la Vega Asmitia en sus recorridos por el estado, no asistió ni un representante del grupo del líder de facto, Juan Manuel Fócil Pérez.

Esto puede entenderse porque Rodríguez Rosario y De la Vega Asmitia estudiaron juntos un diplomado, vivieron en el mismo departamento en la Ciudad de México, y ahora aspiran a ser fórmula como candidatos para el 2018.

En las reuniones con las unidades productivas, el aspirante a gobernador, Rodríguez Rosario insiste en que en tiempos de desconfianza, desconcierto y crisis de instituciones, ¡se requiere firmeza de carácter, decisión y trabajo colectivo!

Bajo la sombra de los árboles, en reuniones con productores, insiste en que se requiere “que más ciudadanos con liderazgo se sumen a los partidos políticos y los fortalezcan; gente que se atreva a imaginar un mejor Tabasco y trabaje en equipo para lograrlo”.

“Me sumó a las filas del sol azteca con la convicción plena que es el partido que mejor representa a la historia y el pensamiento de la izquierda en nuestro país”, encausa.

Rodríguez Rosario ha dado cuenta que ha tenido el privilegio de recorrer Tabasco y confirmar el poder del talento y trabajo colectivos.

Le ha sorprendido que en los diecisiete municipios de la entidad ha visto gente trabajando y empresas que prosperan, que están creciendo a pesar del difícil entorno económico.

En sectores importantes, como el turismo y la agroindustria, hay buenas noticias; hay emprendedores que innovan en las cadenas de cacao, plátano, hortalizas, pescado y turismo náutico, entre otras.

Varios de ellos, han iniciado proyectos de industrialización que incluyen retos como la transferencia tecnológica: una nueva maquinaria para tostar grano de cacao, una minidraga para dar mantenimiento a estanques de cría de tilapia, líneas para el procesamiento automatizado de plátano macho, equipo para empacar productos de exportación, maquinaria para fabricar bolsas de plástico para plátano y más.

“Imaginen: los visitantes, con ayuda de doña Cande, fabricarán en Centla el comal de barro en el que tostarán después granos de cacao cosechados en alguna de las haciendas de La Chontalpa”, destaca el responsable del Desarrollo Económico y Turismo de Tabasco.

El holandés

Aunque el diputado José Antonio de la Vega Asmitia asegura que David Gustavo Rodríguez Rosario llegó al PRD a “engrosar la caballada”, el priista Manuel Andrade Díaz dice que sus recorridos por los municipios son para turistear y que sin autoridad moral para criticar a la federación, asegura por el desempleo en Tabasco.

“Que se ponga a trabajar y deje de hacer campaña aprendiendo a conocer el estado”, criticó el diputado del PRI el 5 de marzo y le recomendó utilizar el Fondo Tabasco.

Andrade Díaz dijo que lo que tiene que hacer el secretario es ponerse a trabajar, “ese hombre anda aprendiendo a conocer el estado haciendo campaña, entonces cómo es posible que pueda resolver el problema del desempleo el responsable si lo que anda haciendo es turisteando por todo Tabasco”.

“Y quién le dijo a él que la federación le va a resolver el problema del desempleo, que agarre el Fondo ese que le dieron para hacer las películas y todo eso, donde están malgastando el dinero del Fondo Tabasco y que lo aplique en lo que tiene que ser que es el empleo, entonces no tiene ninguna autoridad moral para andar criticando al gobierno federal”, le amonestó.

A Rodríguez Rosario, el diputado priista le dijo, lo que no le quieren decir sus colaboradores que le dicen el holandés porque además de estudiar en aquel país, o la anda regando por aquí, o la anda regando por allá.

Sin embargo, David Gustavo Rodríguez Rosario continúa con sus giras promocionando al PRD, y afiliando, empotrado en la caparazón de optimismo, tirándole a la gubernatura, aunque la realidad le diga lo contrario. Por el momento, solo miembros de la comunidad LGBT tabasqueña son los únicos que se ha manifestado en las redes sociales a favor de su campaña en pos de la gubernatura.