Siete maneras de matar a la “gallina de los huevos de oro”

La caída en la producción no es la única mala noticia para la petrolera. También lo son las irregularidades en el manejo de los recursos públicos, de las que la ASF advierte en su revisión de 2015.

17 Marzo 2017, 9:06 am

LOS VUELOS DEL EXDIRECTOR

El exdirector de Pemex y otros altos funcionarios de la paraestatal realizaron 912 vuelos en aeronaves de la empresa a lo largo de 2015. Gusto por las alturas  El exdirector de Pemex y otros altos funcionarios de la paraestatal realizaron 912 vuelos en aeronaves de la empresa a lo largo de 2015.  (Foto: Cuartoscuro)

BIANCA CARRETTO

Cancún, Huatulco, Nueva Jersey y Houston son algunos destinos a los que viajó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, a bordo de aeronaves de la empresa, pero sin justificar que dichos traslados tuvieran relación con actividades institucionales.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que, en 2015, Lozoya y acompañantes realizaron 912 vuelos en un helicóptero Eurocopter y en un avión Cessna Sovereign, adquiridos por Pemex para tareas de patrullaje y la movilidad estratégica de funcionarios.

De ellos, 588 fueron a instalaciones de Pemex y 324 —35% del total— fueron a lugares como destinos turísticos, hospitales, oficinas federales e incluso un medio de comunicación. Sobre este segundo conjunto, la ASF advierte que no existe documentación que justifique que el entonces director tuviera que viajar por aire a tales sitios.

“Petróleos Mexicanos no implementó mecanismos de control en los que se establecieran las actividades que se consideran como movilidad táctica y estratégica a funcionarios de alto nivel para la toma de decisiones y otras actividades de seguridad nacional”, señala el dictamen de la auditoría 0497-A.

De los 324 viajes puestos bajo la lupa, 285 fueron en el helicóptero y 39 en el avión.

Acerca de los primeros, la ASF detalla que hubo 148 vuelos desde o hacia la Torre Arcos Bosques, en la delegación Cuajimalpa, y desde o hacia la Torre GAN, en la colonia Polanco. También hubo 137 a destinos como Cuernavaca, Atizapán, Valle de Bravo, el Hotel ONE y los hospitales ABC y Ángeles en la Ciudad de México.

El costo total por los traslados —tanto los institucionales como los cuestionados— fue cercano a los 9.8 millones de pesos (mdp).

En cuanto a los vuelos en el avión, 16 fueron a destinos turísticos nacionales como Cancún, Huatulco, Zihuatanejo y Acapulco; además, hubo 23 a ciudades de Estados Unidos, como Nueva Jersey, Los Ángeles y Houston.

El costo total de estos viajes —incluyendo institucionales y cuestionados— ascendió a 53.4 mdp, es decir, unos 288,700 pesos por cada uno.

¿MÉDICOS FANTASMA?

La ASF detectó que se surtieron y pagaron más de 20,000 recetas médicas, cuya firma no corresponde a la establecida en los documentos oficiales.Sin autorización  La ASF detectó que se surtieron y pagaron más de 20,000 recetas médicas, cuya firma no corresponde a la establecida en los documentos oficiales.

La subrogación de servicios médicos, en la que Pemex gastó 4,027 mdp en 2015, también fue puesta en entredicho por la ASF, que en este rubro detectó un posible daño patrimonial por 6.8 mdp.

La revisión a la Cuenta Pública de 2015 derivó en nueve pliegos de observaciones, de los que ocho corresponden al surtimiento y pago de 20,897 recetas médicas —por 5.6 mdp—, las cuales presentaban una firma distinta a la registrada en documentos institucionales o fueron firmadas por personal no autorizado.

Esta situación se presentó en instancias médicas de la empresa en Veracruz, Tlaxcala, Oaxaca y Yucarán.

La ASF también detectó un pago duplicado de 1.2 mdp, sobre los que Pemex no justificó ni aclaró ni proporcionó el instrumento jurídico que regulaba la prestación del servicio en cuestión.

Como parte de la auditoría 503, el organismo fiscalizador federal también hizo señalamientos por la adjudicación directa de ocho contratos, siete para subrogación de servicios y uno para medicamentos, por 210.2 mdp, sin justificación ni fundamento.

A esto se suma la falta de formalización de tres contratos de servicios médicos subrogados con un presupuesto de 116.9 mdp, lo que derivó en la ausencia de instrumentos regulatorios para su implementación.

VUELOS SIN PASAJEROS

La paraestatal tiene vigentes ocho contratos para la transportación de cargas y de personal en helicóptero a sus plataformas. Sonda de Campeche  La paraestatal tiene vigentes ocho contratos para la transportación de cargas y de personal en helicóptero a sus plataformas.  (Foto: Cuartoscuro)

La renta de helicópteros para el traslado de personal de Pemex a plataformas es otro de los huecos por donde se escaparon recursos en 2015.

En ese año, la empresa no cobró el reintegro de 18.6 mdp por 3,033 pasajeros que no abordaron vuelos ya programados en helicópteros contratados a las empresas Aeroservicios Especializados, SA de CV, y Heliservicios. SA de CV.

“Se presume un probable daño al patrimonio de Pemex Exploración y Producción por un monto de 18,681,192.30 pesos por carecer de la documentación justificativa y comprobatoria de la recuperación por el ‘no abordo’ de 3,033 pasajeros, por los servicios de transporte aéreo de personal y/o carga con helicópteros”, dice el dictamen de la auditoría 510.

Del total de pasajeros, 1,920 eran personal de Pemex, mientras que los 1,113 restantes eran contratistas.

Aunque la empresa señaló que tenía en proceso la recuperación de los recursos, la ASF subraya que “no se evidenciaron dichas acciones”.

Otra observación contenida en el dictamen apunta a la autorización de 4,336 órdenes de servicio de cinco contratos a servidores públicos que no contaron con el oficio de supervisión correspondiente.

“Los datos que ostentan dichos documentos corresponden a supervisores designados a otros contratos o, en su caso, al oficial de Operaciones Aéreas de Pemex Exploración y Producción en turno; de este último no se proporcionó evidencia de las funciones y facultades que lo acrediten como responsable de la administración y supervisión de la ejecución de los contratos”, señala el documento.

DEFICIENCIAS EN OBRAS

Deficiencias  La ASF realizó observaciones derivadas de irregularidades detectadas en obras contratadas por la paraestatal.  (Foto: Cuartoscuro)

Las discrepancias entre lo prometido en los contratos y las obras realizadas también fueron objeto de observaciones, ante posibles daños a las finanzas de Pemex por un monto aproximado de 50.7 mdp.

En el área de Pemex Transformación Indidustrial, por ejemplo, la ASF determinó que hubo un posible daño al erario de 43.6 mdp por obras que no fueron ejecutadas en el marco de un contrato para la construcción e instalación de líneas de retorno de agua y enfriamiento, el cual le fue ortorgado al consorcio conformado por las firmas Corporación Paradiso y Mantenimiento y Servicios Coyoacán, por un monto de 258.5 mdp.

Por otro lado, en Pemex Exploración y Producción, el órgano fiscalizador señala un probable daño patrimonial de 7.1 mdp, por diferencias tanto en volúmenes de obra entregados como en el tipo de maquinaria utilizada para la ejecución de los trabajos.

El monto mayor, por 3.5 mdp, corresponde a la contratación de trabajos de relleno y estabilización de taludes, en los que la ASF constató diferencias entre lo que pagó la paraestatal y las obras realizadas.

Otras anomalías corresponden al uso de material y maquinaria distinta a la establecida en los contratos, lo que pudo dejar un daño al erario por 3 mdp.

SERVICIOS NO AUTORIZADOS

Cursos de capacitación fueron pagados con recursos no autorizados para ese fin. Sin aval  Cursos de capacitación fueron pagados con recursos no autorizados para ese fin.  (Foto: Facebook/Pemex)

Servicios no autorizados de logística y capacitación fueron otros conceptos que motivaron observaciones por parte de la ASF, por un posible daño patrimonial tanto para Pemex como para la división Pemex Transformación Industrial.

La suma total es de 17.5 mdp, de los que 17.3 mdp corresponden a un taller de entrenamiento pagado con recursos no admitidos para ello.

“(Se presume un probable daño o perjuicio) por disponer de los recursos asignados al Proyecto Calidad de los Combustibles para pagar talleres de entrenamiento en materia de Seguridad Industrial y Protección Ambiental, lo que carece de justificación ya que la capacitación y entrenamiento en dicho sistema deben ejecutarse por medio de las subdirecciones y gerencias de Seguridad Industrial y Protección Ambiental adscritas a la
Dirección Corporativa de Operaciones de Petróleos Mexicanos”, señala la auditoría 530.

Dentro de ese mismo documento, la ASF hace un señalamiento respecto de que, a pesar de la erogación de 31,765.1 mdp para la construcción de ocho sulfuradoras, de 2009 a la 2015, para el cierre de ese año únicamente se habían concluido tres.

Por otro lado, en la auditoría 502, señala un posible daño patrimonial de 201,343 pesos correspondiente al pago de un “Servicio Logístico Taller de Descongelamiento de Transformación Cultural, Cernavaca, Morelos”, el cual no contaba con autorización.

En el dictamen la ASF también cuestiona la contratación de servicios por adjudicación directa con la Compañía Mexicana de Exploraciones (Comesa), por 14.3 mdp, sin que se acreditara que los servicios contratados estuvieran en su objeto social.

Asimismo, hace señalamientos respecto de incrementos injustificados de costos, por 2.3 mdp, en contratos para la proveeduría de bienes, arrendamientos y servicios de importación. Además, señala la erogación de 1.3 mdp conforme a una propuesta técnica diferente a la autorizada.

PAGOS EN EXCESO

Entre las observaciones realizadas a la paraestatal se incluyen conceptos como pagos de más en comidas, hospedaje y contratos de obra. Bajo la lupa  Entre las observaciones realizadas a la paraestatal se incluyen conceptos como pagos de más en comidas, hospedaje y contratos de obra.  (Foto: Cuartoscuro)

El exceso de pagos en comidas, alojamientos y servicios de traslado dejaron un posible daño al patrimonio de Pemex por poco más de 14.1 mdp.

Del monto total de anomalías, 9.7 mdp corresponden a la división de Exploración y Producción, donde se detectó que hubo erogaciones adicionales no estipuladas en los contratos originales ni con justificación sobre su procedencia.

Uno de los hallazgos corresponde al pago de 3.44 días de más a un contratista de servicios de embarcación, lo que habría dejado un daño al erario por 4.8 mdp.

También por ese concepto se detectó que la división realizó un pago de 8.1 días más sin justificar por la operación de una lancha de pasaje, lo que habría dejado daños por 1.7 mdp.

En cuanto a pagos de más en la contratación de obras y de personal, el monto estimado del daño asciende a 3.2 mdp, los cuales contemplan cuantificaciones en exceso de alojamiento y comidas de personal de plataformas, falta de ajustes en trabajos de buceo que fueron suspendidos por mal tiempo y pagos en exceso por obra pública en instalaciones.

Por otro lado, en el caso de Pemex Transformación Industrial, la ASF emitió un pliego de observaciones por un pago en exceso de 4.4 mdp, bajo el amparo de un contrato para el transporte de gas natural. Expansión