El ‘fracking’ está preparado para otro crash del petróleo

Arabia Saudí no quiere 'pasajeros gratis', por eso aumenta su producción. El petróleo tendría que caer por debajo de 30 dólares para hacer mella

16 Marzo 2017, 8:49 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas productoras y perforadoras de petróleo de Estados Unidos que sobrevivieron al hundimiento de los precios de 2014-2016 vuelven a fijar sus miradas en en el mercado, el riesgo de que se produzca un nuevo crash vuelve a estar presente. Sin embargo, esta vez lo afrontan con más tranquilidad, al menos mientras les dure la ‘munición’ (contratos de futuros y opciones que cubren a estas firmas ante una caída de precios). Las empresas de shale aprovecharon la subida del petróleo en noviembre y diciembre para vender futuros de crudo y cubrir gran parte de sus riesgos.

La caída del 14% en los precios de este año, desde los 55,5 dólares a menos de 49, podría ser sólo el principio de un nuevo desplome. El precio tendría que bajar hasta los 30 dólares o menos para hacer mella en los ingreso de muchas firmas de fracking, que ahora extraen a toda máquina crudo en campos de shale Estados Unidos, asegura Katherine Richard, máxima responsable ejecutiva de Warwick Energy Investment Group, con participaciones en más de 5.000 pozos de petróleo y gas natural.

Si bien durante el pasado el crash, las empresas estadounidenses comenzaron a tener problemas cuando el crudo cayó por debajo de los 60-50 dólares, ahora muchos productores tienen el futuro a corto y medio plazo asegurado, ya que garantizaron una parte importante de sus ingresos venideros con contratos de futuros que aseguran un precio mínimo para su petróleo durante un periodo relevante de tiempo (hasta una década).

Tal fortaleza plantea un dilema para los países que aceptaron un recorte de la producción encabezado por la OPEP con el objetivo de reducir la oferta y así lograr un incremento de los precios y aliviar sus economías nacionales, con serios problemas para equilibrar las finanzas públicas.

“Tenemos de nuevo datos que muestran un auge importante en Texas, a pesar de lo que está pasando con los precios en estos últimos días”, explica Michael Webber, subdirector del Instituto de Energía de la Universidad de Texas en Austin. “El espíritu vaquero está de vuelta. La cobertura está desempeñando un papel importante “.

Los precios del petróleo sufrieron otro revés este martes después de que Arabia Saudí dejase caer una ‘bomba’ sobre la Organización de Países Exportadores de Petróleo: los saudíes, peso pesado del cartel formado por 13 naciones, elevaron su producción el mes pasado hasta superar los 10 millones de barriles diarios, revirtiendo aproximadamente un tercio de los recortes que hicieron el mes anterior.

A pesar de este aumento de la producción, Arabia Saudí sigue honrando su compromiso de recortes pactados, otros miembros están tardando más de los previsto en cumplir, lo que ha intensificado la inquietud sobre el compromiso real del cártel y otros países productores. Aunque ahora el cumplimiento está siendo elevado, si algunos de los países que se habían comprometido fallan a su promesa, el resto de socios del cártel podrían acabar con las restricciones de bombeo.

‘Pasajeros gratis no’
La semana pasada, el ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid Al-Falih, advirtió en la conferencia energética de Houston que el reino no soportaría indefinidamente “el pago de los billetes de los pasajeros que viajan gratis “, una referencia velada que iba dirigida a Rusia, Irak y los Emiratos Árabes Unidos, que aún no han cumplido con todos los recortes de producción que han prometido. Al mismo tiempo, el multimillonario del shale y fundador de Continental Resources, Harold Hamm, alertó que la perforación desenfrenada de los exploradores de shale machacaría los precios y “mataría” el mercado petrolero.

Los precios probablemente bajarán aún más en los próximos meses, dijo Richard, de Warwick. Los exploradores que poseen derechos de perforación en las zonas más ricas de los campos más rentables de shale seguirán teniendo grandes rentabilidades, lo cual es un incentivo para aumentar aun más la producción, mientras que las compañías más débiles se tambalearán, pero de forma agregada la producción de crudo puede crecer.

Precios decrecientes
El West Texas Intermediate, el crudo de referencia para Estados Unidos, cotiza en 49 dólares hoy jueves en los mercados de futuros, tras haber caído hace unos días hasta los 47,09 dólares por barril, mínimos desde finales de noviembre. Los futuros perdieron un 9,7% de su valor en la semana pasada, lo que junto a los datos de producción en Estados Unidos y de inventarios en los países desarrollados podría terminar forzando al petróleo a caer en un nuevo crash.

La cobertura con futuros y otros productos financieros es la vía que usan las compañías petroleras para protegerse de un posible colapso del mercado. Los equipos de gestión de riesgos compran y venden derivados, tanto contratos sobre opciones como de futuros que permiten reducir el coste de la volatilidad del precio del crudo. Estas empresas energéticas también pueden acudir a los bancos y comprar determinados activos financieros que a cambio de una comisión aseguran unos precios mínimos para la venta del crudo a las firmas de shale y petróleo convencional. Economía Hoy