CFE se abre a almacenaje de diésel y gasolina

La estatal tiene más de 10 millones de barriles de capacidad que prevé liberar al sustituir diesel y combustóleo por gas natural en su procesos.

15 marzo 2017, 9:02 am

KAROL GARCÍA
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pondrá a disposición de terceros su capacidad de almacenamiento de gasolinas, diseñada originalmente para guardar el diesel y el combustóleo que ha usado sus plantas de generación, mismas que en los próximos 12 años pretenden migrar a gas natural.

La estatal eléctrica tiene una capacidad para almacenar 10.7 millones de barriles de combustibles líquidos en 60 terminales. Esta capacidad equivale a 82% de la capacidad de almacenamiento que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex), la cual es de 13 millones de barriles en 78 terminales.

“Con ésta prácticamente se duplicaría la capacidad actual de almacenamiento con que cuenta nuestro país”, dijo Jaime Hernández, director general de la CFE, “las subsidiarias de generación que ahora tenemos podrán beneficiarse de la inversión en activos subutilizados o aquellos que ya no se utilizarán, aumentando así sus ingresos y la competitividad de cada una de estas empresas en el nuevo mercado”.

Operación con socios

Para llevar a cabo el arrendamiento de esta capacidad, la filial comercializadora CFE Energía llevará a cabo procesos de licitación en los que buscará socios con experiencia en la operación de este tipo de terminales. Estos aliados tendrán participaciones mayoritarias en las alianzas con la CFE y realizarán las inversiones necesarias para la reconversión de la infraestructura, mientras que la estatal seguirá siendo la dueña de los activos.

Entre el 21 y el 24 de marzo se publicarán los primeros términos de referencia para la ejecución de estas licitaciones y en ellos se definirá la figura jurídica bajo la cual realizarán la operación conjunta. Transparencia Mexicana fungirá como testigo social de los procesos, detalló Gerardo Turrent, director de CFE Energía.

Posteriormente, la joint venture constituida para la operación de las terminales solicitará a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que conduzca temporadas abiertas de arrendamiento de la capacidad, en las que los interesados concursarán con ofertas técnicas y financieras.

Alcance nacional

La ventaja para quienes consigan arrendar capacidad en las terminales de la CFE es que la estatal eléctrica ha tenido necesidades de electrificación distintas a las del transporte de Pemex, por lo que tiene una cobertura geográfica mayor y se ubica en sitios como Baja California, Sinaloa y Yucatán, donde la estatal petrolera tiene poca presencia.

El primero de estos proyectos será un piloto en los sistemas de Baja California y Sonora —que serán las primeras regiones en que se liberará el precio de la gasolina a finales de este mes—, donde hacia julio del 2018 esperan poner a disposición de terceros 0.01% de la capacidad de la CFE. En Baja California, la CFE cuenta con almacenamiento para 574,000 barriles en 10 tanques y en Sonora tiene 1.020 millones de barriles en 21 tanques.

kgarcia@eleconomista.com.mx