Golpe al turismo de la Riviera Maya; ‘Spring breakers’ canadienses cancelan viajes a Cancún

Por extorsiones que van desde 50 a 100 dólares y por la inseguridad que atraviesan algunas regiones el país, varios turistas han decidido no visitar las playas mexicanas en este verano.

13 Marzo 2017, 11:49 am

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Por la inseguridad que atraviesa Cancún, los estudiantes canadienses optaron por cancelar su arribo al Caribe mexicano y prefirieron vacacionar en Punta Cana, República Dominicana, dijo Carlos Gosselin Maurel, presidente de la Asociación de Hoteles del destino.

Desde la última semana de febrero y hasta la última de este mes, Cancún esperaba el arribo de 35 mil spring breakers.

Aunque apenas evalúan el número de spring breakers del país de la hoja de maple que se dejaron de recibir, consideró esta situación delicada.

El año pasado, Cancún recibió 40 mil jóvenes, de los cuales 34 mil, es decir el 85 por ciento, eran de lugares de Estados Unidos como Texas, Dallas, Nueva York y Filadelfia; el 8 por ciento de Canadá, Ontario y Quebec; tres por ciento de Brasil, dos por ciento de Colombia y uno por ciento de España y Argentina.

Gosselín Maurel reconoció que en este año no se llegará ni a los 30 mil spring breakers, dado que no sólo dejaron de venir los canadienses, sino que también varió un poco el segmento estadounidense.

El turismo juvenil tiene un gasto promedio de 50 a 80 dólares diarios durante su estancia de cuatro días y su paquete vacacional le llega a costar hasta mil 200 dólares con avión incluido.

Cabe mencionar que las autoridades municipales comenzaron la distribución de los códigos de conducta que deberán seguir los estudiantes estadounidenses durante su estancia, con “la finalidad es que los jóvenes puedan divertirse, pero con un buen comportamiento”.

EXTORSIONES

Aunado a esto, el líder hotelero dio a conocer que también han tenido el conocimiento de 15 quejas de extorsión de la Policía Turística hacia los spring breakers.

Aseveró que exigirán la acción formal del gobierno de Quintana Roo para que garantice la seguridad de los turistas, ya que esta cuestión es un tema delicado, porque les piden de 50 a 100 dólares de “mordida”.

Dijo que, aunque muchos hoteleros no están de acuerdo con este mercado, debido a que no produce derrama económica y se vuelve un semillero para la venta de droga y alcohol, establecerán reuniones con los promotores y vendedores de los paquetes estudiantiles para tener un consenso de lo que representa el Spring Break.