Barcelona logra el milagro ante Paris Saint Germain

Los primeros 50 minutos rayaron en la perfección para los blaugranas. Primero con el tanto de Luis Suárez al minuto 3 cuando remató de cabeza y el esférico alcanzó a rebasar la línea de gol. Después, un autogol de Kurzawa puso el marcador el 2-0.

8 Marzo 2017, 6:57 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- En París, el Barcelona murió sin merecer elogio. En el Camp Nou, los mismos jugadores completaron el partido de sus vidas. ¿Y Sergi Roberto? El héroe imposible. Apareció en el minuto. Hacia el único punto donde son posibles los milagros. Dando por bueno ese emotivo esfuerzo de Neymar, capital con dos goles cuando el partido debía ya morir, y que llevó a los azulgrana a eliminar al PSG y alcanzar los cuartos de final de la Liga de Campeones. Pase lo que pase ya en el torneo, nadie podrá ya olvidar esta noche.

Contra todo pronóstico, de forma épica y cargado de polémica, el Barcelona rompió la estadística de la Champions League: Se convirtió en el primer equipo en remontar un 0-4.

Apoyado en dos penaltis, el segundo sumamente dudoso, el Barça ganó 6-1 en un juego frenético que dejó el marcador 6-5 global y eliminó al PSG de la competencia europea.

Los primeros 50 minutos rayaron en la perfección para los blaugranas. Primero con el tanto de Luis Suárez al minuto 3 cuando remató de cabeza y el esférico alcanzó a rebasar la línea de gol. Después, un autogol de Kurzawa puso el marcador el 2-0.

Luego vino la primera polémica cuando el defensa Thomas Meunier, casi en el suelo, provocó que Neymar cayera. Hubo reclamos de todos lados, pero el quinto árbitro apreció falta y se decretó el penal.

Lionel Messi cobró con potencia para el 3-0 al 50’. El Camp Nou vibró, pero los pupilos de Unai Emery estaban listos para intentar arruinar la fiesta.

Tras un recentro, Edinson Cavani apareció en el área y con gala de técnica, le pegó al esférico con el empeine, sin dejarlo caer, para el 3-1 al 62’. Parecía que ahí moría el milagro blaugrana.

Pero la historia no estaba escrita, faltaban emociones y desgracias por contar.

Los 11 en el campo del Barcelona y las decenas de miles de fanáticos en el Camp Nou empujaron para buscar tres goles.

Neymar marcó la pauta ccon un tiro libre al ángulo para el 4-1 en el 88’.

Moría el juego cuando llegó la jugada que va a derramar opiniones toda la semana.

Al 89’, Marquinhos marcaba a Luis Suárez, quien buscando un balón cayó al césped y el árbitro Deniz Aytekin no dudó en marcar penalti. Ney lo transformó en el 5-1. La repetición reveló la actuación del uruguayo.

La pantalla del cuarto árbitro indicó que había 5 minutos más de emociones.

Justo en el último minuto del agregado, Sergi Roberto apareció para vestirse como el autor del “gol del milagro”, el 6-1 definitivo que cambió la historia de la Champions y tiene al Barcelona en cuartos de final.