Rusia quiere revivir el yacimiento de petróleo que sostuvo a la Unión Soviética

De cada 100 barriles que se extraen de Samotlor, 95 son de agua. Una reforma fiscal podría devolver a este campo el protagonismo pasado

16 febrero 2017, 8:18 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

MOSCU.- Samotlor, el mayor yacimiento de petróleo de Rusia podría estar muy cerca de parecerse a la gran fuente de crudo y dinero que fue para la Unión Soviética. Este campo sería el gran beneficiario de una nueva disposición fiscal para fomentar la inversión en antiguos campos de petróleo que podría aprobar pronto el Gobierno de Rusia.

Samotlor contiene unos 25.000 millones de barriles de petróleo recuperables, lo que convierte a este gigante en el mayor yacimiento de Rusia y el sexto mayor del mundo. A pesar del suculento tesoro que esconde este campo, en la actualidad sólo produce unos 400.000 barriles al día, una cantidad muy lejana a los 3 millones de barriles diarios que llegó a producir en los años 80.

Este yacimiento se encuentra situado dentro del lago Samotlor y tiene unos 1.700 kilómetros cuadrados. Al igual que ocurre con el colosal campo petrolífero kazajo de Kashagan, las bajas temperaturas también dificultan y encarecen las operaciones. El petróleo en este lago fue descubierto en 1965, pero hasta 1967 no comenzaron las operaciones y no fue hasta 1969 cuando se extrajo el primer barril de crudo. Este yacimiento fue la gallina de los huevos de oro para el Gobierno soviético, ahora podría recuperar parte de su protagonismo.

Un pozo muy cosotoso
Este pozo tiene un problema importante, de cada 100 barriles de líquido que se extraen, 95 son agua y tan sólo 5 son de petróleo. Esto incrementa los costes de extracción respecto a otros campos cuyo contenido en petróleo es mucho más elevado. Sin embargo, la propuesta estrella del Gobierno ruso tiene como objetivo reducir la presión fiscal que pagan los campos de petróleo que tienen elevados composiciones de agua.

La aprobación de esta disposición supondrían 1.570 millones de dólares adicionales al año de Rosneft, que explota Samotlor y otros pozos con este problema. Esta propuesta del Gobierno ruso supondría reducir a la mitad el impuesto sobre extracción de crudo, lo que incentivaría la inversión en Samotlor ahora que se encuentra muy lejos de su potencial productor.

Según fuentes del gobierno que no han querido ser identificadas, la rebaja fiscal sería para pozos que tienen más de 150 millones de toneladas de crudo y cuyo contenido interior tiene más de un 90% de agua. A día de hoy, todos los campos de petróleo con estas características pertenecen a Rosneft.

Una reforma muy ‘rentable’
Ildar Davletshin, analista de Renaissance Capital, explica en declaraciones a Bloomberg que “este yacimiento sigue siendo muy grande a pesar de que se lleva explotando alrededor de 50 años, es el elefante dentro de los yacimientos más grandes”.

La producción de Samotlor podría dispararse una vez se haya aprobado esta reforma fiscal. Si se termina reduciendo a la mitad el tipo impositivo sobre la extracción de crudo en pozos con elevado contenido en agua, Rosneft ingresaría unos 28 dólares por cada barril extraído (a precios a actuales del petróleo), mientras que ahora sólo se queda unos 18 dólares por barril.

Este pozo podría ser clave para los futuros planes de Rusia. Si finalmente la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) levantan las restricciones sobre la producción en verano, Rusia tendía vía libre para bombear todo el petróleo que pudiese, por lo que Samotlor podría volver a chorrear millones de dólares al día, tal y como hizo en el pasado. Aunque Rusia no pertenece a la OPEP, se comprometió a reducir su producción en 300.000 barriles al día hasta mediados de este año.

Comparte esta información

LO MÁS RECIENTE