NI choque ni sumisión; diálogo y negociación con EU: Peña Nieto

Anuncia negociaciones bilaterales con los países del malogrado ATP. Libre flujo de remesas y freno al tráfico de armas, entre las metas de la negociación. Busca agenda abierta, con migración, seguridad y frontera, además de comercio.

23 Enero 2017, 6:38 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el nuevo gobierno de Estados Unidos no habrá ni confrontación ni sumisión. La solución es el diálogo y la negociación afirmó el presidente Enrique Peña Nieto e insistió en que México no cree en muros, sino en puentes para la relación entre los países.

Dijo que México actuará a partir del principio de su soberanía nacional y donde el único interés será el del país y sus habitantes. “Dialogaremos como países soberanos” y a partir de la seguridad, dignidad, firmeza y confianza en las fortalezas del país.

El mandatario admitió que es evidente que el gobierno de Estados Unidos tiene una nueva visión para su política exterior y que frente a ésta México está obligado a tomar acciones para defender su interés nacional. “Es claro que tenemos que iniciar una negociación”.

El nuevo panorama de la agenda bilateral, además del rechazo a los muros, incluye como interés de México respetar el envío de las remesas de los mexicanos en Estados Unidos y la protección a las inversiones hacia México.

Se necesita “una frontera que nos una y no que nos divida. México no cree en los muros, cree en los puentes. Nuestra frontera debe ser nuestro mejor espacio de convivencia”, insistió el presidente Peña.

Para fijar la posición de México frente al nuevo panorama internacional y particularmente la llegada de Trump a la Casa Blanca, el gobierno de la República invitó a Los Pinos a representantes del sector privado, laboral, del Poder Legislativo y gobernadores principalmente.

Fue una ceremonia en la que además intervinieron el canciller Luis Videgaray; el líder del del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón; el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, y el presidente del Senado, Pablo Escudero.

En su mensaje de cierre, el presidente Peña indicó cinco principios bajo los cuales realizará la negociación con el gobierno de Trump: soberanía nacional, respeto al Estado de derecho, visión constructiva y propositiva, integración de Norteamérica y negociación integral.

Peña dijo que ante la “evidente dificultad” del Acuerdo Transpacífico (ATP), iniciará de inmediato conversaciones sobre nuevos acuerdos comerciales bilaterales para los países que participaban en ese tratado.

El presidente Donald Trump firmó este lunes en Washington una orden ejecutiva que inicial el proceso para el retiro de Estados Unidos del ATP.

México además, detalló, persigue diez objetivos en este nuevo diálogo bilateral:

1. Compromiso del gobierno de Estados Unidos de garantizar un trato humano y de respeto a los migrantes mexicanos.

 

2. Que cualquier proceso de repatriación se dé de forma ordenada y coordinada entre los dos países.

 

3. El desarrollo del hemisferio debe ser una responsabilidad compartida. México, Estados unidos y Canadá deben asumir un compromiso concreto conjunto para el desarrollo de Centroamérica.

 

4. Asegurar el libre flujo de remesas evitando que se dificulte o encarezca su envío.

 

5. El gobierno de Estados Unidos debe asumir el compromiso de trabajar corresponsablemente para detener el tráfico ilegal de armas, drogas y dinero ilícito que cobra miles de vida cada año en el país.

 

6. Preservar el libre comercio entre los tres y mantener libre de cualquier arancel los intercambios comerciales.

 

7. Incluir nuevos sectores en la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como energía y telecomunicaciones.

 

8. Cualquier nuevo acuerdo comercial debe traducirse en mejores salarios para los trabajadores mexicanos.

 

9. Proteger el flujo de inversiones hacia México.

 

10. Trabajar por una frontera “que nos una, no que nos divida. México no cree en los muros, cree en los puentes”.

Peña insistió en que la nueva relación con el país del norte debe ser un trabajo de todos y no solo del gobierno y que las negociaciones deben acompañarse y estar respaldadas por las instituciones del estado, las sociedad civil y la sociedad en general.

Pidió entonces que se haga un trabajo conjunto por el bien de México y en unidad nacional como la base más sólida para un futuro de prosperidad.

Peña dijo que cualquier repatriación sea “ordenada y coordinada”, impulsar el desarrollo centroamericano y preservar el libre comercio en América del Norte.

Asimismo fijó como metas ampliar la negociación comercial a otros sectores como las telecomunicaciones, la energía y el comercio electrónico; que un nuevo acuerdo implique mejores salarios para los trabajadores mexicanos y crear una frontera que una, no que divida.

Comparte esta información

LO MÁS RECIENTE