Mario Villanueva regresa a México; piden prisión domiciliaria

Apelarán a su condición física para solicitar que cumpla condena en su domicilio; además, su hijo informó que el ex gobernador llegará a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la CDMX

17 Enero 2017, 8:59 pm

REDACCIÓN
ORO NEGRO

CIUDAD DE MÉXICO. – Se espera que este miércoles 18 de enero llegue a nuestro país el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid; ya en suelo mexicano tendrá que purgar condena de 22 años por delitos contra la salud.

Aunado a la comisión del delito se encuentra la agravante de encontrarse en ejercicio de sus funciones como servidor público, cuyo cargo le obligaba a prevenir y denunciar la comisión de cualquier delito.

La PGR ha informado que “se están tomando las medidas necesarias para salvaguardar su integridad física considerando su estado de salud, en el marco del pleno respeto a los derechos humanos”. Dichas medidas responden al hecho de que Villanueva padece enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la cual limita su capacidad de respiración y lo obliga a usar tanque de oxígeno.

El hijo del ex gobernador, Carlos Mario Villanueva, ha dado a conocer que apelarán a su condición física para solicitar que Villanueva Madrid cumpla condena en su domicilio. Además, informó que el ex gobernador llegará a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la CDMX.

Las investigaciones en contra de Mario Villanueva comenzaron en el año de 1999, cuando aún se encontraba en el poder, y justo una semana antes de entregar el cargo, Villanueva Madrid huía.

“Acosado por una investigación dirigida a incriminarme a toda costa en delitos de tráfico y consumo de drogas, me vi en la necesidad de adoptar una decisión personal sumamente difícil: abandonar mi terruño apara no ser objeto de encarcelamiento”, escribió Villanueva en una carta enviada a medios luego de su huida.

Fue en mayo del 2001 cuando se le arrestó en Cancún y vinculado al Cártel de Juárez, encabezado por Amado Carrillo Fuentes ‘El Señor de los Cielos’. Grupo delictivo que, de acuerdo con la DEA (Drug Enforcement Administration), generaba ganancias de hasta 200 millones de dólares por semana.

Se estima que Mario Villanueva recibía entre 400 mil y 500 mil dólares por cada cargamento; su función era brindar apoyo estatal y federal para la libre transportación de Centroamérica hacia el norte.

SU PASO POR ALMOLOYA Y SU JUICIO EN ESTADOS UNIDOS

Tras ser detenido en mayo del 2001, se le recluyó en el Penal de alta seguridad del Altiplano (también conocido como Almoloya) en el Estado de México donde pasó sus noches hasta junio del 2007.

Logró que un juez lo absolviera de los delitos que se le imputaban, excepto por lavado de dinero por el cual tenía que pagar seis años de prisión; mismos que quedaron cubiertos con su estancia en Almoloya.

A su salida del Altiplano fue detenido nuevamente y enviado al Reclusorio Norte desde donde se siguió su proceso de extradición a Estados Unidos. Fue entregado a las autoridades estadunidenses en mayo de 2010.

En aquel país fue investigado por lavado de dinero dado el aumento de ingresos registrado mientras se encontraba en funciones. Se le acusaba de transferir 7 millones de dólares a través de la firma Lehman Brothers.

“En Estados Unidos me condenaron en junio de 2013 por el delito de lavado de dinero (el mismo que en México) y sobreseyeron todos los cargos de narcotráfico, es decir, me absolvieron de ellos. Por la presión del Gobierno Mexicano y porque me negué a colaborar con la Fiscalía, me impusieron una pena muy alta, de 17 años de prisión”, declararía Villanueva tras su proceso.

Sin embargo, a los años de condena asignados se le disminuyeron los nueve que ya había pasado en prisión en México, quedando pendientes 6 años y siete meses.

Tras cumplir esta pena y ser liberado en diciembre de 2016, fue entregado a las autoridades migratorias para su traslado a México. Ya que en 2007 fue apelada la sentencia absolutoria que había recibido en nuestro país y se le asignó una nueva condena de 36 años y nueve meses de prisión por los delitos de narcotráfico, asociación delictuosa y lavado de dinero.

Luego de una serie de amparos la condena se redujo a 28 años, ocho meses y siete días; tiempo al que se le descontó la condenada purgada en Almoloya. La hora ha llegado y será este miércoles 18 de enero cuando Villanueva Madrid regrese al país que lo vio convertirse subir y caer del poder; y donde le esperan más de 20 años de condena pendientes. Excelsior